30 años de amistad: México y el Vaticano vuelven a darse la mano

La Iglesia y autoridades civiles firman acuerdo para impulsar la difusión de un interesante códice prehispánico.
Celebran XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones entre México y el Vaticano. Foto: Alfredo Márquez.
Celebran XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones entre México y el Vaticano. Foto: Alfredo Márquez.

El Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, acudió este 26 de abril al Palacio de la Escuela de Medicina para participar en el Encuentro Académico y Conmemorativo “Laicidad abierta y libertad religiosa, una visión contemporánea”, en el marco del XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Santa Sede, ocurrido en el año 1992, cuando S.S. Juan Pablo II era Pontífice, y Carlos Salinas de Gortari el presidente de México.

Puedes leer: El “mal de monja” vuelve a atacar al Papa y suspende sus actividades

El Cardenal Pietro Parolin fue recibido en este histórico recinto por el Arzobispo de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes y por el Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Monseñor Rogelio Cabrera, así como por el Secretario de Relaciones Exteriores, Canciller Marcelo Ebrard Casaubón, entre otros miembros de la Iglesia mexicana y del cuerpo diplomático de nuestro país.

Importancia de las relaciones diplomáticas

En su discurso con motivo del XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Santa Sede, Marcelo Ebrard agradeció al Cardenal Pietro Parolin el respaldo que ha recibido de él en espacios internacionales, como la ONU, especialmente en temas importantes como la distribución de vacunas y la defensa de los derechos humanos.

Asimismo, agradeció al Cardenal Carlos Aguiar Retes su colaboración con el Estado Mexicano durante la etapa más crítica de la pandemia. “Una experiencia reciente que nos indica la importancia del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Iglesia”.

Parolin: El Evangelio perfectamente inculturado

En su turno, el Cardenal Pietro Parolin habló sobre la naturaleza del ser cristiano, y de la Iglesia católica como colaboradora del Estado Mexicano, en la búsqueda de la armonía social y del bien común, mediante el diseño de mecanismos concretos de cooperación para servir a todo el pueblo de México.

XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede.

Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, en el Palacio de Medicina. Foto: Alfredo Márquez.

Señaló que si bien en los orígenes de la nación mexicana la evangelización se llevó a cabo mediante un complicado proceso en el que no faltaron los abusos hacia los conquistados, tampoco faltaron los valientes evangelizadores defensores de los derechos de los indígenas.

Explicó que finalmente el proceso de evangelización tomó un giro inesperado gracias a las apariciones de la Virgen de Guadalupe a san Juan Diego, mediante un método distinto al de los conquistadores:

En el mensaje guadalupano -dijo-, no hubo reproches ni amenazas ni imposición ni violencia, “sino una gran paciencia y ternura que asumió los lenguajes propios de la cultura prehispánica. Por eso solemos decir que en el rostro mestizo de Santa María de Guadalupe se presenta un ejemplo de evangelización perfectamente inculturada.

El Códice de la Cruz-Badiano

Como corolario de la visita del Cardenal Pietro Parolin al Palacio de la Escuela de Medicina, se llevó a cabo la firma de una Carta de Intención para difundir el Códice de la Cruz-Badiano, un documento ilustrado escrito en 1553 por Martín de la Cruz y traducido al latín por Juan Badiano, mismo que representa fuente más antigua de la medicina prehispánica.

Firman Iglesia y autoridades civiles acta de intención para impusar difusión del Códice de la Cruz-Badiano. Foto: Alfredo Márquez.

El Códice de la Cruz-Badiano fue elaborado a solicitud de Don Francisco de Mendoza, hijo del Virrey de la Nueva España, y una vez terminado fue enviado al Rey Carlos V en calidad de regalo. En el año 1902 el documento fue incorporado al acervo de la Biblioteca del Vaticano. Así, en el año 1992, en el marco del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano, el Papa Juan Pablo II lo devolvió a nuestro país, y ahora está bajo resguardo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

La Carta de Intención -firmada por el doctor Fajardo Dolci, responsable del Palacio de la Escuela de Medicina y Mons. Adolfo Cortes, encargado de la Dimensión de Pastoral de Cultura de la CEM- tiene como fin impulsar la difusión a nivel nacional de una versión facsímil del Códice enriquecida en épocas recientes por especialistas médicos tanto de México como de la Santa Sede.

Compartir




Publicidad