3 sencillas maneras de pedir a Dios por las vocaciones

Por la vida sacerdotal y la consagrada, así como por la vida laical al servicio de los demás, la Iglesia se unirá en oración este IV Domingo de Pascua.
Religiosas en la celebración de la Jornada de la Vida Consagrada 2020. Foto: María Langarica/DLF
Religiosas en la celebración de la Jornada de la Vida Consagrada 2020. Foto: María Langarica/DLF

Este domingo 3 de mayo, la Iglesia católica se unirá en oración en la 57 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, en la que se pedirá al Señor para que cada ser humano pueda encontrar su camino cristiano a seguir, ya sea en la Vida Ordenada, en la Vida Consagrada, en el Matrimonio o en la Soltería.

Puedes leer: Club Serra, cuidado y amor por las vocaciones

Sobre este tema, el padre Rubén Alanís, Promotor Vocacional del Seminario Conciliar de México, explica que la vocación es un don gratuito de Dios, quien nos llama a direccionarnos hacia un modo de vida, bajo uno de esos cuatro estados, mismo que necesitamos abrazar para sentirnos plenos.


Oremos por las vocaciones a la vida sacerdotal y a la consagrada, así como por la vocación laical al servicio de los demás.

¿Cómo saber que se ha elegido la vocación indicada?

El padre Alanís señala que el ser humano puede decir que ha descubierto su vocación cuando ama con todo su corazón ese don gratuito de Dios, que no es para uno mismo, sino para servir a los demás. “Uno descubre su vocación, ya sea a como ministro ordenado, como integrante de la Vida Consagrada, como casado o como soltero, cuando siente que sobre esa ruta puede alcanzar tres cosas: aportar algo a la vida, realizarse como persona y vivir como un verdadero cristiano”.

Por tal motivo, el padre Alanís invita a todos los fieles de la Arquidiócesis de México a unirse en oración por las vocaciones en  la Misa dominical que, en punto de las 12:00 horas, presidirá el Arzobispo de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, en la Basílica de Guadalupe.

La vocación laical, tanto en el Matrimonio como en la soltería, es muy importante para la Iglesia.

¿Cómo orar por las vocaciones?

El padre Alanís explica que hay tres formas muy sencillas de hacerlo:

  1. Juntando las manos en oración. La manera en que nos enseñaron en casa a orar es la forma más bonita de platicar con Dios, y lo único que hay que decirle a Él es que nos ayude a escuchar su llamado y quite de nuestros corazones esos fantasmas que nos impiden atenderlo.
  2. Poniéndonos en disposición. Con el sólo hecho de buscar un momento de silencio para hablar con Dios es suficiente, Él sabe que hemos elegido buscarlo, y eso es ya una petición. Pero ya que nos hemos hecho ese espacio, podemos decirle: “Padre, me uno a todos aquellos que hoy te piden por quienes tristemente no han hallado su vocación”.
  3. A través de internet. Podemos unirnos en oración con toda la Arquidiócesis de México en la Misa dominical que el Cardenal Carlos Aguiar presidirá en Basílica De Guadalupe al mediodía, en la que se hará la Oración por las Vocaciones que el Papa Francisco nos está invitando a hacer a todos.

Oración por las vocaciones

Oh Jesús Pastor eterno de las almas, dígnate a mirar con ojos de misericordia a esta porción de tu grey amada.

Señor, gemimos en la orfandad, danos vocaciones, danos sacerdotes santos, te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María de Guadalupe, tu dulce y Santa Madre.

!Oh Jesús, danos sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos comprometidos según tu corazón!

¿Ya conoces nuestra nueva revista digital y la biblioteca de Desde la fe? ¡Suscríbete en este enlace!