Iglesia en México

Club Serra, cuidado y amor por las vocaciones

Club Serra es una organización laica que ora y trabaja en pro de las vocaciones sacerdotales, religiosas y misioneras.
Club Serra, cuidado y amor por las vocaciones
Club Serra, cuidado y amor por las vocaciones

El Club Serra es un movimiento de laicos con presencia en todo el mundo y en México, que trabaja por las vocaciones sacerdotales y religiosas desde hace más de 80 años, ahora se enfrenta a un nuevo reto: integrar a los jóvenes en esta misión, asegura Fernando Dosal, presidente de Club Serra México en entrevista para Desde la fe.

Club Serra estaba diseñado para gente de alrededor 50 años, porque es gente que tiene tiempo para dedicarlo 100% a la fe. Pero nos dimos cuenta de la necesidad de integrar a la gente joven para continuar con este apostolado, pues la edad promedio es de 75 a 80 años y nos enfrentamos a la realidad de la muerte o de la enfermedad”, comenta el arquitecto.

Por ello, hicieron correcciones a sus estatutos para darle entrada a los jóvenes que realmente quieran participar. Actualmente tienen entre 20 y 25 jóvenes que llevan a cabo diversas actividades, como jornadas vocacionales y rallies para impulsar la vocación sacerdotal.

Necesidad de vocaciones sacerdotales

Para Rubén Gallegos, residente en Brownsville, Texas, en Estados Unidos y nuevo presidente internacional de Club Serra, se está viviendo una crisis de vocaciones.

“En mi país los curas de Matamoros tienen que cruzar la frontera para que la gente de Brownsville pueda escuchar Misa en español (…) Apenas me nombraron presidente, sé que tengo mucho trabajo por delante y mi reto más grande es atraer a más gente para que siga orando porque haya más y mejores sacerdotes”.

El arquitecto Dosal puntualiza que el apostolado Serra -por Fray Junípero Serra- es apoyar y acompañar a los seminaristas para que, cuando se ordenen sacerdotes, muestren el verdadero rostro de Cristo a todos los católicos.

Club Serra surgió en 1934, cuando laicos lucharon por el crecimiento del catolicismo en Washington. Hoy está en 47 países.

Lee: De víctima de trata a “Madre Teresa de las prostitutas”