¿Qué está pasando en EE.UU. con el tema del aborto? ¡Entérate!

Es de sumo interés lo que está pasando en EE.UU. con el tema del aborto; se ha desatado la pelotera en la antesala de una decisión histórica.
Manifestaciones pro vida en Estados Unidos
Manifestaciones pro vida en Estados Unidos

Es de sumo interés lo que ahora está sucediendo en Estados Unidos con el tema del aborto.

Nunca en la historia de ese país se había filtrado a la prensa un documento de la Suprema Corte de Justicia como ocurrió hace unos días.

El documento es un borrador que expresa la opinión de la mayoría de los nueve jueces de la Corte sobre el aborto, y en él se define como “error flagrante” la histórica decisión de la Corte Suprema en 1973 de legalizar el aborto en el famoso caso “Roe vs Wade“.


Te puede interesar: Es falso el derecho al aborto

Esto ha armado la pelotera en grande y desatado la furia de la progresía estadounidense que ve muy cerca el final del derecho al aborto.

La Suprema Corte confirmó el martes 3 de mayo que el documento filtrado es auténtico, pero aclaró que no es la decisión definitiva de la Corte ni la postura final de ninguno de los miembros.

Efectivamente, el documento tiene únicamente valor de estudio y está sujeto a nuevas discusiones y argumentos antes de dar el fallo definitivo, el cual se espera a más tardar en junio de este año.

La consecuencia inmediata de la filtración ha sido la enorme presión que comenzó a ejercerse contra los jueces a través de protestas y actos violentos frente a sus casas, al grado que uno de ellos tuvo que huir con su familia a un lugar secreto.

Te puede interesar: VIDEO: “Spiderman provida” escala 60 pisos y arremete contra el aborto

Pero además, y debido a que algunos jueces son católicos, los abortistas arremetieron contra diversas parroquias interrumpiendo la celebración de la Eucaristía con actos violentos y dejaron pintas en las paredes.

La pregunta es ¿por qué el documento se filtró a la prensa? El delito es gravísimo. El mismo juez de la Corte John Roberts calificó la filtración como una “atroz ruptura de la confianza” y ordenó abrir una investigación.

Según Pablo Muñoz Iturrieta, politólogo experto en política estadounidense, uno de los motivos puede ser que, debido a que la sentencia final sobre la derogación del derecho al aborto no ha sido dada y la información filtrada ha sido un escándalo gigantesco, esto puede hacer que el Congreso cierre el año de la Suprema Corte, así todos tengan que irse a casa y se posponga la sentencia final debido a la falta de consenso.

Te puede interesar: El aborto en México y su financiamiento desde el extranjero

Así que las cosas no están fáciles, y menos con la filtración del documento, que ha puesto el agua progre a hervir antes de tiempo. Lo cierto es que si en junio se llega a eliminar el derecho al aborto en Estados Unidos, se dará el golpe más duro al negocio del aborto en nuestro vecino país y también en otros países.

Al menos 22 estados de la unión norteamericana impondrían muchas restricciones al aborto y, lo mejor para nosotros en latinoamérica es que se prohibiría a grupos económicos y asociaciones abortistas como Planned Parenthood financiar a grupos promotores del aborto en Hispanoamérica.

No sólo eso. La llegada de un presidente norteamericano pro vida a la Casa Blanca podría exigir a países que reciben ayuda financiera de Estados Unidos –México entre ellos– que dejara de promover el aborto en su país a cambio de tener esa ayuda.

El ambiente en Norteamérica está más polarizado que nunca. Se trata de dos posturas irreconciliables que reflejan dos manera de interpretar el derecho. Por un lado quienes juzgan y entienden la Constitución con el espíritu con el que fue escrita y, por otro, quienes afirman que la Constitución debe adecuarse a los tiempos actuales.

Te puede interesar: 15 años de abortos en la CDMX: 750 mil bebés asesinados

Algunos funcionarios de primer nivel, visiblemente enojados, azuzaron la furia de los demócratas abortistas, como la vicepresidenta Kamala Harris: “¿Cómo se atreven  a decirle a una mujer lo que puede hacer con su propio cuerpo? ¿Cómo se atreven a tratar de evitar que determine su propio futuro? ¿Cómo se atreven a negar a las mujeres sus derechos y libertades?”

A la progresía le han clavado banderillas negras. Están fúricos al grado de que algunos sitios católicos han comenzado a dar consejos e instrucciones de cómo los feligreses pueden defender sus parroquias de la hordas abortistas.

En las antípodas del progresismo estamos los pro vida que afirmamos que los abortos niegan todos los derechos y libertades a los bebés por nacer, ya que son seres humanos vivos e insustituibles desde el momento de su concepción; que el derecho a la vida de un inocente prevalece sobre otros derechos que reclamen las mujeres; y que la grandeza y el futuro de una nación democrática está en la protección a toda vida humana desde el vientre materno.

Mientras llega la decisión final de la Suprema Corte –que será hacia finales de junio y esperemos que sea a favor de la vida– quienes defendemos la dignidad de la persona humana debemos seguir orando; porque esta es una batalla, ante todo, espiritual, un choque frontal entre la luz y las tinieblas. La escalofriante cifra de más de 63 millones de bebés que han sido sacrificados en abortos en Estados Unidos desde 1973 podría empezar a detenerse, y Norteamérica podría representar un futuro de esperanza para muchas naciones.

Te puede interesar: 4 consejos para ser un verdadero provida

El P. Eduardo Hayen es Director de Comunicación de la Diócesis de Ciudad Juárez.

Síguelo en Twitter como @padrehayen 

*Los artículos de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.