Iglesia en el mundo

¿Qué es el Sínodo de la Amazonia? Todo lo que debes saber

El Sínodo de la Amazonia se llevará a cabo en el Vaticano del 6 al 27 de octubre de 2019.
Sínodo de la Amazonia. Foto: L'Osservatore Romano
Sínodo de la Amazonia. Foto: L'Osservatore Romano

El  Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, conocido como Sínodo de la Amazonia, es un encuentro convocado por el Papa Francisco que se llevará a cabo en el Vaticano del 6 al 27 de octubre de 2019.

Leer: El Papa consagra el Sínodo de la Amazonia a San Francisco de Asís

El evento que se celebrará en el Aula Nueva del Sínodo, tienen como tema: “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral” y tendrá dos objetivos primordiales:

  • Identificar nuevas vías para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin la perspectiva de un futuro sereno.
  • Tratar el tema ecológico: limitar la contaminación y favorecer la sostenibilidad ambiental para contribuir a salvaguardar la selva amazónica, un pulmón de capital importancia para nuestro planeta.

Aunque la temática se refiere a la región específica de la Amazonia, las reflexiones que serán publicadas al final del Sínodo, irán  más allá de este territorio geográfico, pues ser referirán a toda la Iglesia y al futuro del planeta.

¿Quiénes participan?

Participan los obispos ordinarios y auxiliares de los nueve países que abarcan la Región Panamazónica: 3 provienen de las Antillas, 6 de Venezuela, 13 de Colombia, 7 de Ecuador, 57 de Brasil, 11 de Bolivia y 10 de Perú.

Leer: 3 claves para entender el Sínodo de la Amazonia

También participarán 13 jefes de dicasterios de la curia romana, 33 miembros nombrados directamente por el Papa, 15 elegidos por la Unión de Superiores Generales, 19 miembros del consejo presinodal, 25 expertos, 55 auditores y auditoras, 6 delegados fraternos y 12 invitados especiales.

También las mujeres estarán presentes, pues 35 de ellas participarán en los trabajos del Sínodo de la Amazonia y su presencia será histórica, ya que se trata del mayor número de mujeres que han participado en una reunión de obispos. La comitiva femenina estará integrada por 2 son invitadas especiales, 4 expertas (de las cuales 2 son hermanas) y 29 auditoras (18 son monjas).

Lee la lista completa de participantes aquí.

La Iglesia y el medio ambiente

El Cardenal Cláudio Hummes, Relator General del Sínodo, explicó en conferencia de prensa que la misión de la Iglesia en la Amazonia es evangelizar, es decir, anunciar a Jesucristo y su Reino, y consecuentemente cuidar de la ‘casa común’. En el fondo se trata de cuidar y defender la vida de todos los seres humanos, especialmente los indígenas que viven allí.

En entrevista para Desde la fe, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Monseñor Rogelio Cabrea, aseguró que a algunos obispos y fieles les resulta difícil entender la relación que existe entre ecología y teología. Por ello, apuntó que basta recordar las primeras palabras del Credo, que se refieren a ‘Dios Padre, todopoderoso, creador del cielo y de la tierra’. “Este tema está incrustado en ese primer artículo de la fe. Por eso, desconocer o separar el tema ecológico del teológico significa una ruptura incluso de la fe”.

La participación de México

En 2018, el Papa Francisco designó al Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, como integrante del grupo de 18 organizadores de este Sínodo.

Leer: Sínodo de la Amazonia es importante para México: Cardenal Aguiar

De acuerdo con el arzobispo, el Sínodo de la Amazonia tiene como objetivo tender el deseo del Papa Francisco en el sentido de tomar conciencia y asumir medidas concretas para el cuidado de esta región para que, a su vez, sirvan como modelo para otras partes del mundo, incluido México.

México también es un país con una reserva ecológica importante y también, como la Amazonia, tiene culturas indígenas que nos dan un testimonio muy fuerte de cómo se puede vivir dentro de la misma naturaleza y, al mismo tiempo, respetándola para generar vida en la ecología y también en la especie humana”, dijo el Arzobispo.