Iglesia en el mundo
rmb

¿Por qué hay tantos católicos o maronitas en Líbano?

Los maronitas son parte de la Iglesia Católica, y representan el 35.2% de la población de Líbano.
La Iglesia Maronita es una de las 24 Iglesia rituales autónomas católicas. Foto: Vatican Media
La Iglesia Maronita es una de las 24 Iglesia rituales autónomas católicas. Foto: Vatican Media

Los católicos del medio oriente o maronitas representan el 35.2% de la población de Líbano, y aunque no son la religión predominante, tienen gran peso en la comunidad.

Lee: ¿Qué es una iglesia de rito maronita?


Los maronitas son parte de la Iglesia Católica porque hay una gran diversidad de dones, tradiciones, liturgias, carismas, etc. Esta pluralidad se refleja en las 24 Iglesias Rituales que la componen: una Latina en occidente y las 23 Iglesias restantes, en Oriente, a la que pertenece la Iglesia Maronita, en absoluta unidad y total fidelidad al Romano Pontífice, el Papa Francisco.

San Charbel es venerado en muchos países, pero particularmente en México. Foto: Archivo

San Charbel es venerado en muchos países, pero particularmente en México. Foto: Archivo

La diversidad religiosa en Líbano

El Líbano es el país de Medio Oriente que cuenta con mayor diversidad religiosa, y aunque el islam -entre chiitas y sunitas- es mayoría, con aproximadamente 69.2%, el cristianismo cuenta con 35.2% de adeptos.

En ese país los maronitas representan 20%, los cristianos ortodoxos de Antioquía, 8%, los cristianos católicos melekitas tienen presencia con 5%, los cristianos armenios con 4% y los protestantes son 1%, aunque también hay cristianos de otras denominaciones y sectas. Otra minoría importante del Líbano son los drusos.

Esta pluralidad religiosa fue posible gracias a que, en términos históricos, el país fue influido por varias culturas.

Primero estuvo bajo el dominio del imperio romano y luego el otomano, desde 1516 hasta 1918, lo que se refleja tanto en la sociedad como en la espectacular arquitectura de las iglesias católicas y las mezquitas.

El Líbano contemporáneo

Después de la Primera Guerra Mundial, Líbano quedó bajo mandato francés y obtuvo su independencia en 1943. A partir de esa fecha se estableció un sistema político único: el confesionalismo, con el propósito de tomar en cuenta las creencias religiosas y costumbres de todos los habitantes del país.

Hasta los años setentas, Líbano, que hoy tiene poco más de 6 millones de habitantes, era el gran centro financiero de Oriente próximo, pero su importancia económica se derrumbó con la Guerra Civil Libanesa (1975-1990), y a mediados de 2006, el país recuperó gran parte de su estabilidad y desarrollo.

Sin embargo, en el verano de 2006, se desató la Guerra del Líbano, entre Israel y Hezbollah, que causó nuevos daños.

Bajo la fórmula conocida como Pacto Nacional, entre autoridades políticas y religiosas, el Presidente de Líbano debe ser un cristiano maronita, el Primer Ministro un sunita y el presidente del parlamento un Chiita.

El parlamento, compuesto con una sola cámara con 128 legisladores, en el Acuerdo de Taif de 1989, que puso fin a la guerra civil, se acordó la paridad entre cristianos y musulmanes, como reflejo de la diversidad religiosa.

Lee: ¿Qué es una iglesia de rito maronita?

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios