¿Por qué es importante la visita del Papa a los gitanos de Eslovaquia?

Este martes 14 de septiembre, el Papa Francisco se reunirá con la comunidad gitana en el barrio Luník IX de Košice, en Eslovaquia.
El Papa Francisco visitará a los gitanos de uno de los barrios más pobres de Eslovaquia. Foto: AP/Vatican Media
El Papa Francisco visitará a los gitanos de uno de los barrios más pobres de Eslovaquia. Foto: AP/Vatican Media

Este martes 14 de septiembre, el Papa Francisco se reunirá con la comunidad gitana en el barrio Luník IX de Košice, en Eslovaquia. Será el primer Pontífice que se encuentra con la minoría más marginada de ese país.

Leer: Papa Francisco en Eslovaquia: La Iglesia debe ser humilde como Jesús

De acuerdo con la agencia AP, Luník IX es el más grande de unos 600 barrios marginales donde viven los sectores más pobres de la comunidad gitana, de unas 400,000 personas. La mayoría carecen de agua corriente o de sistemas de desagüe, gas y electricidad.


Históricamente, los gitanos han sido víctimas de racismo y discriminación en el centro y el este de Europa. A la actualidad siguen enfrentando enormes obstáculos en el campo laboral y el educativo.

El santo de los gitanos

Aunque es poco conocido, los gitanos tienen un beato de su raza: San Ceferino Giménez Malla, conocido como El Pelé. 

Él nació en Huesca, España, el 24 de agosto de 1861; se casó con su prima hermana Teresa Giménez en 1902 e ingresó a la Tercera Orden de San Francisco. Era un hombre caritativo y piadoso, se dedicó a la catequesis de niños y asistencia a enfermos y pobres. Fue injustamente acusado de robo y encarcelado, aunque finalmente fue declarado inocente. 

Durante la Guerra Civil española, en 1936, un grupo de milicianos golpeaban a un sacerdote y Ceferino los reprendió. Llevaba consigo un Rosario, por lo que lo tomaron preso y lo condenaron a muerte. 

El Ceferino Giménez Malla.

El Ceferino Giménez Malla.

Fue fusilado el 9 de agosto de 1936. en el cementerio de Barbastro con el rosario en la mano, mientras gritaba Viva Cristo Rey. Fue beatificado por San Juan Pablo II en 1997

Después de la ceremonia de beatificación en el Vaticano, Federico Trillo, Presidente del Congreso de los Diputados y representante de la delegación española para ese acto religioso, declaró que “Es una ocasión histórica que el primer gitano de la historia de la Iglesia de Cristo, de cara al tercer milenio, sea precisamente un español. He dicho y sostengo que España no se entendería sin la cultura gitana, sin su estética, sin su arte, sin su folclor, sin sus versos, sin su manera de ser”.

Cada 8 de abril, los gitanos de todo el mundo celebran su Día Internacional, (International Romani Day), fecha institucionalizada junto a su bandera e himno gitano, en el Primer Congreso Mundial Roma/Gitano, celebrado en Londres, en 1971. La fiesta, con relevancia en el ámbito de los Derechos Humanos, trata de hacer justicia a una raza discriminada y perseguida, principalmente en el Siglo XX. 

Bandera del Día Internacional del Pueblo Gitano.

Bandera del Día Internacional del Pueblo Gitano.

Organizaciones internacionales promovieron su identidad cultural a partir de la década de 1970 y en Londres, en el primer Congreso Gitano de 1971, se adoptó el himno y la bandera gitanos. Son un pueblo sin tierra. El primer Festival Internacional Gitano se efectuó en India, en 1976, así como el segundo Festival y Encuentro Científico realizado en 1983. 

En 1977, subcomisiones de la ONU para la Prevención de la Discriminación y la Protección de las Minorías, convocaron a países con población gitana para que respetaran sus derechos y en 1978 se hizo el II Congreso Mundial Gitano, en Génova, a los que siguieron otros: Suecia, en 1981, y Polonia, en 1990, que han tratado de promover el acceso a la educación de los gitanos.

En Europa, los gitanos cuentan con partidos políticos en la República Checa, Croacia, Serbia y Montenegro. En Francia, Inglaterra, Hungría, Italia e India, instituciones trabajan por mejorar sus derechos legales, económicos, culturales y sociales. En Macedonia cuentan con tres partidos políticos, un alcalde, y canales de radio y televisión en lengua gitana, así como dos representantes en el parlamento. 

Los Gitanos y los clavos de la Cruz de Cristo

Los gitanos explican su milenario peregrinar a través de una leyenda relacionada con los clavos de Cristo, y aunque se contradicen en los relatos, su historia pasa de voz en voz.

Dicen que un herrero gitano forjó los clavos de la crucifixión, de modo que su eterno andar forma parte del castigo que recibió su raza por esta acción; otra versión afirma que un gitano robó el cuarto clavo con el que el Redentor iba a ser clavado, de modo que, por aliviar el dolor de Jesús, ellos fueron liberados del trabajo, para ser viajeros de oficio, y ganarse el pan.

Se cree que los gitanos vienen del norte de India y que pasaron a Irán, Irak y Siria de donde se dividieron en dos grupos. El primero fue a Egipto de donde caminaron por el norte de África hasta España, donde eran conocidos como Egiptanos. Otro grupo viajó a Turquía y se dispersó por Grecia, Balcanes, Rumania, Polonia, Francia, y Reino Unido. Al continente americano llegaron por Brasil, documentados en 1674, aunque algunos investigadores suponen que llegaron en el tercer viaje de Colón.

Existen diversos grupos de gitanos siendo los más antiguos los Kalé. Otros son los Calderas (caldeos), Xoraxá (turcos), Sinti, Ludar,  Lovara y Machwaya, que a su vez se subdividen para tomar el nombre de sus oficios o asentamientos, como los domadores de osos que se llaman Ursari o los grecos que toman el nombre de Grecia. Todos ellos constituyen el pueblo Rom, cuyo Día Internacional es el 8 de abril.

Algunas personalidades han reconocido su ascendencia gitana: Rita Hayworth, Charles Chaplin o el cantante argentino Sandro. 

En México, los gitanos se dedicaron a varios oficios: comercio, circo, actuación, domador de caballos, osos y changos. Los gitanos también se dedicaron a propagar el cine ambulante, como fue el caso de Grofo Yovanovich.

Educación

En España, el 80% de los alumnos gitanos que comienzan la Educación Secundaria Obligatoria abandonan sus estudios. Las alumnas gitanas enfrentan mayores obstáculos para entrar en secundaria, pero aquellas que se inscriben permanecen más tiempo en los planteles que los niños. El porcentaje femenino es de 63,4% y el masculino36,6%.

El 32% de los alumnos gitanos aprueba todas las asignaturas, frente al 58 % de los payos (no gitanos). Además, el 68 % lleva un desfase de dos cursos, frente al 25,8 de los payos.

El hecho de que las familias gitanas tengan poca preparación escolar dificulta el apoyo que dan a sus hijos. El porcentaje de las que cursan estudios medios y superiores en el caso de las chicas gitanas es de un 65% y un 85 en las payas, frente al 44 y 71% de los chicos, gitanos y payos, respectivamente.

La ONU recomendó en el año 2000, establecer criterios como medidas de protección contra la violencia racial, a través del Comité para la Eliminación de la Discriminación.

Gitanos y Semana Santa 

“Oh, la saeta el cantar, al Cristo de los Gitanos, siempre con sangre en las manos, siempre por desenclavar…” 

Sería difícil imaginar la Semana Santa en España sin las piadosas cofradías de los gitanos, algunas de ellas aparadas bajo el título de Real. Semana Santa en Sevilla sin el flamenco, es otra cosa. 

Desde 1470, una comitiva procesional gitana participó en las fiestas de Corpus Christi mientras danzaba, toca tamboriles, panderos y sonajas. Lo mismo ocurrió en Guadalajara, en 1478, y después en Segovia y en Toledo. 

En Granada, desde 1607, las zambras gitanas participaron en fiestas civiles y religiosas con tal éxito que impusieron moda y la sociedad comenzó a imitar lo gitano. En dos obras de Gil Vicente, del XVI, aparecen gitanas bailando y cantando. En el Auto da festa, dos gitanas entonan una canción dedicada a San Juan. En las comedias aparecen indicaciones como ‘cantar con panderos y sonajas al modo de los gitanos’. Cervantes escribió La Gitanilla en 1613.

Comentarios