Iglesia en el mundo

La Sábana Santa es la gran reliquia del cristianismo

El Presidente del CMS asegura que hay dos razones poderosas para afirmar que la Sábana Santa es la gran reliquia del cristianismo.
El Papa Francisco y la Sábana Santa
El Papa Francisco y la Sábana Santa

“Por dos razones muy poderosas la Sábana Santa es considerada la reliquia más importante de la cristiandad: tiene restos de la sangre redentora de Jesucristo y es testigo físico de la Resurrección”, afirma el físico Adolfo Orozco Torres, Presidente del Centro Mexicano de Sindonología (CMS).

Tras explicar que las reliquias son objetos importantes en el catolicismo, siendo las de primer grado las más importantes, el físico por la Universidad Nacional Autónoma de México aseguró que cualquier reliquia quedaría opacada ante una de Jesucristo, y la Sábana Santa o Síndone (como se le conoce técnicamente) lo es.

Orozco, quien ha estudiado durante 50 años este lienzo sagrado, explica que “se trata de una reliquia de primer grado, pues contiene los restos de la preciosísima sangre redentora de Jesús de Nazaret, que pertenecen a su propio cuerpo”.

“Pero hay otra razón igualmente importante –continúa–. Esa tela, en la que quedó envuelto cuando lo depositaron en el sepulcro, estaba en contacto con su cuerpo en el momento mismo en que vuelve glorioso a la vida, así que podemos afirmar que la Sábana Santa es ‘testigo físico’ de la Resurrección”.

Recordó que para la fe católica, la Resurrección de Jesús es el centro, y sin este acontecimiento toda la vida cristiana dejaría de tener sentido. “Y resulta que tenemos un objeto físico que estaba en contacto con el cuerpo de Nuestro Señor en el preciso momento de la Resurrección”, concluye.