La historia detrás de una pintura que acapara las miradas en Tierra Santa

La pintura "La hemorroisa" en la iglesia Duc in altum, de Magdala (Tierra Santa) se ha hecho muy famosa. Pero, ¿quién la pintó y por qué? Aquí la historia.
La hemorrisa, pintura de Daniel Cariola /Magdala Tierra Santa
La hemorrisa, pintura de Daniel Cariola /Magdala Tierra Santa

La famosa pintura titulada La hemorroisa” -localizada en la Capilla del Encuentro de la iglesia Duc in altum, en Magdala, Tierra Santa– se ha convertido en una de las obras más apreciadas por los turistas que visitan la tierra de María Magdalena.

Y es que, no son pocos los que  dicen sentirse interpelados por la escena bíblica, necesitados de ser sanados y de la misericordia de Dios, al igual que la mujer del pasaje que describen los evangelios.

Mateo narra que, en una ocasión, mientras Jesús escuchaba la súplica del jefe de una sinagoga llamado Jairo, quien le pedía que sanara a su hija, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, se acercó a Él por detrás y tocó su manto. Pues decía:Si logro tocar aunque sólo sea sus vestidos, me salvaré. Cuenta el Evangelio que en ese momento se le secó la fuente de sangre y sintió en su cuerpo que quedaba sana del mal.


“Jesús, dándose cuenta de la fuerza que había salido de Él, se volvió entre la gente y decía: ‘¿Quién me ha tocado los vestidos?’ Sus discípulos le contestaron: “Estás viendo que la gente te oprime y preguntas: ‘¿Quién me ha tocado?'” Pero Él miraba a su alrededor para descubrir a la que lo había hecho. Entonces, la mujer, viendo lo que le había sucedido, se acercó atemorizada y temblorosa, se postró ante Él y le contó toda la verdad. Él le dijo: ‘Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad‘”.

Te puede interesar: ¡A sanar cuerpo y alma! Habrá peregrinación de sanación por Tierra Santa

La historia de la pintura

Como parte la preparación para la Tercera Peregrinación Virtual “Recorriendo la Tierra Santa de la mano de María Magdalena”, con un enfoque de sanación, el Padre Juan Solana entrevistó a Daniel Cariola, el autor de la pintura de “La hemorroisa”.

Daniel Cariola es originario de Chile, pintor y maestro de pintura. Su carrera como docente dio un giro tras la propuesta de su alumna y amiga María de la Luz Fernández, de realizar una obra de arte para Tierra Santa.

El pintor fue informado sobre el proyecto del sacerdote Juan María Solana L.C. en Magdala, y posteriormente ambos se reunieron en Santiago de Chile, donde comenzaron los planes para la elaboración de esa famosa pintura.

El P. Juan Solana ha explicado que es muy probable que la sinagoga del siglo I que se encontró en Magdala sea la de Jairo, quien recibió el milagro de la resurrección de su hija, dándose a su vez el milagro de la hemorroisa.

En una ocasión, mientras el sacerdote caminaba en la sinagoga y meditaba aquel pasaje bíblico, contempló aquella escena: “Vi la mano de esta mujer que quiso pasar inadvertida, pero que Dios saca a la luz por la grandeza de su fe”. Ese  fue el motivo para que se hiciera la Capilla del Encuentro con la pintura.

Te puede interesar: ¡La peregrinación virtual de sanación por Tierra Santa ya tiene himno!

Cambio de planes

Daniel Cariola, por su parte, ha comentado que su vida cambió tras haber pintado “La hemorroisa”; dejó de dedicarse solamente a la docencia, pues –dice– Dios lo hizo pintor de algo muy especial.

Recuerda que al hacer varios bocetos de la pintura, el padre Juan le pidió que meditara más la escena para que viniera de la oración, y Daniel comprendió lo que tenía que pintar: “Es un poco la imagen que Cristo nos da al momento que tocamos algo de Él. Es algo profundo, no es solamente estar con la multitud y Cristo, sino es estar frente a Él con una fe distinta, de que Él solamente puede notar esa virtud que sale de Él”.

El artista cuenta que tuvo que inspirarse en muchas manos de mujeres, entre ellas la de una profesora que estaba enferma; sin embargo, la mano de María de la Luz Fernández, su amiga, fue la que encajó estéticamente.

La hemorroisa, de Daniel Cariola, Magdala (Tierra Santa)

En la pintura se puede observar que en el centro está la mano de la hemorroisa, la cual se está renovando por el milagro que se produce con el brillo emitido.

Al reflexionar sobre el pasaje , Daniel Cariola considera: “es nuestra fe la debilidad de Dios”, y el padre Solana complementa: “con nuestra fe viva le doblamos las manos a Dios”, y es por eso que concede todo lo que es para nuestra salvación.

Al sintetizar el mensaje que quiso emitir en la pintura, Cariola comenta: “Es el hecho de lo que Cristo nos ofrece en el fondo. Él está presente en todas partes y, cuando se hace presente, nosotros tenemos que aprovechar esa oportunidad. No tenemos otra salvación, Cristo es lo único… Es necesario que nosotros hagamos el esfuerzo para tocarlo y con toda humildad busquemos la virtud que sale de Él… Jesús siempre está fluyendo al hombre con la sanidad divina”.

La peregrinación de sanación  se llevará a cabo en el Santuario de Santa María Magdalena en Galilea, comenzando el 28 de septiembre y concluyendo el 4 de noviembre de 2021. Puedes participar de forma gratuita. Inscríbete AQUÍ.

Te puede interesar: Peregrinación de sanación en Tierra Santa tendrá batallón de intercesores

Comentarios