El Sínodo de los Obispos llegará a todas las diócesis del mundo

La etapa preparatoria del Sínodo de los Obispos de 2023 comenzará desde octubre de 2021, estos son los detalles.
Foto: Vatican Media
Foto: Vatican Media

La próxima Asamblea del Sínodo de los Obispos se llevará a cabo en octubre de 2023 en el Vaticano, pero la etapa preparatoria se celebrará no sólo en Roma, sino en cada Iglesia particular de los cinco continentes, a partir de octubre de este mismo año.

La apertura del Sínodo -cuya asamblea originalmente se celebraría en 2022- tendrá lugar tanto en el Vaticano como en cada una de las diócesis. El camino será inaugurado por el Papa en el Vaticano el 9 y 10 de octubre.

Leer: El papa anuncia un nuevo Sínodo de los Obispos sobre sinodalidad en 2022


La Secretaría del Sínodo presentó el pasado viernes 21 de mayo el itinerario sinodal, que consta de tres etapas: diocesana, continental y universal.

En entrevista con Vatican News, el Cardenal Secretario del Sínodo de los Obispos, Mario Grech, explicó que el Papa Francisco ha decidido transformar el sínodo de un “evento eclesial que se abría y cerraba en un tiempo determinado, generalmente tres o cuatro semanas”, a un proceso que se desarrollará en tres fases, preparatoria, celebrativa y de constitución.

Estas son las etapas en que se desarrollará el nuevo Sinodo:

Etapa diocesana

Las Iglesias particulares iniciarán su camino el domingo 17 de octubre de 2021, bajo la presidencia del Obispo diocesano.

El objetivo de esta fase es la consulta al pueblo de Dios para que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados“, dice el documento.

Para facilitar la participación de todos, la Secretaría del Sínodo enviará un Documento Preparatorio, acompañado de un Cuestionario y un Vademécum con propuestas para realizar la consulta. El mismo texto se enviará a los Dicasterios de la Curia, a las Uniones de Superiores y Superioras Mayores, a las uniones o federaciones de vida consagrada, a los movimientos internacionales de laicos, a las Universidades o Facultades de Teología.

Después, los Obispos reunidos en Asamblea abrirán un período de discernimiento para “escuchar lo que el Espíritu ha suscitado en las Iglesias que se les ha confiado” y hacer una síntesis de las aportaciones.

Leer: 3 orientaciones para una Iglesia en comunión, sinodal y misionera

La síntesis se enviará a la Secretaría del Sínodo, así como las contribuciones de cada Iglesia particular. Todo esto se hará antes de abril de 2022.

Segunda etapa

Está prevista hasta marzo de 2023. El objetivo es dialogar a nivel continental sobre el texto del Instrumentum laboris y realizar así “un nuevo acto de discernimiento a la luz de las particularidades culturales de cada continente”.

Cada reunión continental de los Episcopados nombrará a su vez, antes de septiembre de 2022, un responsable que actuará como referente con los propios Episcopados y la Secretaría del Sínodo.

Tercera etapa

Este largo camino, que pretende configurar “un ejercicio de colegialidad dentro del ejercicio de la sinodalidad”, culminará en octubre de 2023 con la celebración del Sínodo en Roma, según los procedimientos establecidos en la Constitución promulgada en 2018 por el Papa Francisco Episcopalis Communio.

 

Comentarios