La voz del Papa

El Papa anuncia un nuevo Sínodo de los Obispos sobre sinodalidad

El próximo Sínodo de los Obispos se llevará a cabo en 2022, con fecha por definir.
Foto: Vatican Media
Foto: Vatican Media

El Papa Francisco convocó a una nueva Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que llevará por tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. 

La sinodalidad es, precisamente, uno de los temas que más han ocupado a Francisco desde que asumió su pontificado, recuerda Vatican News.

Leer: 3 claves del Papa Francisco para guiar como auténticos pastores

En 2015 , por el 50 aniversario del Sínodo de los Obispos, dijo estas palabras: “Lo que el Señor nos pide, en cierto sentido, ya está contenido en la palabra Sínodo. Caminar juntos – laicos, pastores, obispo de Roma – es un concepto fácil de expresar, pero no tan fácil de poner en práctica”.

Entonces aseguró que la sinodalidad es  “el marco interpretativo más adecuado para comprender el propio ministerio jerárquico. Si entendemos que, como dice San Juan Crisóstomo, la Iglesia y el Sínodo son sinónimos, también entendemos que en él nadie puede ser elevado por encima de los demás”.

El último Sínodo, sobre la Amazonia, se llevó a cabo en 2019.

El último Sínodo, sobre la Amazonia, se llevó a cabo en octubre de 2019.

“Por el contrario -agregó el Santo Padre- en la Iglesia es necesario que alguien ‘se agache’ para ponerse al servicio de los hermanos en el camino”.

El Papa Francisco señala tres niveles de sinodalidad: El primer nivel, en  Iglesias particulares. El segundo, en las Provincias y Regiones Eclesiásticas, de los Consejos Particulares y  las Conferencias Episcopales El último, en la Iglesia universal.

“El Sínodo de los Obispos, que representa al episcopado católico se convierte en una expresión de colegialidad episcopal dentro de una Iglesia completamente sinodal”, dijo el Papa en aquel momento.

El nuevo Sínodo se llevará a cabo en 2022, con fecha por definir, anunció el secretario general del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri.

Comentarios