Iglesia en el mundo
rmb

Arzobispo pide no confundir la creatividad pastoral con extravagancias

El presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización de la Santa Sede pidió que la creatividad pastoral no se confunda con extravagancias.
Rino Fisichella en su ponencia en el Encuentro con los Obispos.
Rino Fisichella en su ponencia en el Encuentro con los Obispos.

El presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización de la Santa Sede, Rino Fisichella, aseguró que, si bien la pandemia ha dado a los sacerdotes y obispos la oportunidad de ser creativos al evangelizar, es importante tener cuidado de no caer en extravagancias ni fantasías.

“No ha sido sólo la celebración de la Misa en streaming sino también las muchas formas de catequesis y coloquios”.


Leer: Con internet y creatividad, sacerdotes atienden a fieles pese a COVID-19

“Estamos llamados aún más en este período a poner en marcha una pastoral a la luz del encuentro como nos ha indicado varias veces el Papa Francisco. La Iglesia en salida es una Iglesia que encuentra. El encuentro es la capacidad de mirarse, de comunicarse, de escuchar, de acoger”.

En cambio, agregó durante una ponencia en el marco del Encuentro con los Obispos, si estas iniciativas están privadas de la relación con las personas, se convierten en protagonismo.

“Tengo presente un sacerdote aquí en Italia que, no pudiendo realizar el lavatorio de pies el Jueves Santo durante la Misa de la Cena del Señor, dio rienda suelta a su fantasía lavando los pies a muñecos”.

“Si no se puede celebrar un recuerdo del Señor, queridos hermanos, es mejor abstenerse que caer en el ridículo. La fantasía no siempre corresponde a la creatividad pastoral”.

Monseñor Fisichella, quien participó  señaló el caso de quienes proponen permitir las confesiones a distancia, utilizando las nuevas tecnologías.

Leer: ¿Por qué no es válido confesarse por teléfono o internet? 

“Alguien me escribió preguntando si se podía aceptar la absolución por internet o por teléfono. Sabemos que es necesario mantener el signo de la confidencialidad y del secreto al máximo, especialmente en este momento en que, en algunos países, se quiere abolir el secreto de la confesión por ley”, explicó.

“Lo que quiero resaltar en todo caso –agregó Fisichella- es nuestra capacidad de encontrar formas que sean expresiones inteligentes de la fe y no extravagancias”.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios