‘Father J’, el sacerdote rapero de Nueva York, ¡Ahora será Obispo!

Con 45 años, Monseñor Espeillat se convertirá en el obispo más joven de América y, muy posiblemente, en el primer ‘obispo rapero’ del mundo.
Monseñor Joseph Armando Espeillat "Father J". Foto: Sainthood in the City.
Monseñor Joseph Armando Espeillat "Father J". Foto: Sainthood in the City.

“¡Wow! Nunca pensé que sería obispo, es surreal”, con estas palabras el padre Joseph Armando Espeillat expresó su emoción tras haber sido nombrado por el Papa Francisco como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Nueva York.

Leer: SmDani: Rabero, Youtuber… y ¡sacerdote!

Monseñor Espeillat es conocido entre los jóvenes católicos de Nueva York como “Father J” y, con 45 años de edad, se convertirá en el obispo más joven del continente americano. En Estados Unidos se ha hecho famoso por su facilidad para rapear.


El pasado 25 de enero, el Papa Francisco anunció su nombramiento como obispo auxiliar de Nueva York, junto a su compañero sacerdote John S. Bonnici.

Un sacerdote diferente

En entrevista con la cadena de noticas estadounidense NBC, “Father J” reconoció que no encaja en la imagen que muchos tienen de un presbítero tradicional.

“Soy diferente –dice convencido-. No soy tu sacerdote habitual en ese sentido”.

No obstante, es muy claro en que el rap es uno de los vehículos que utiliza para la Evangelización.

“Mucha gente ha entendido mal todo este asunto del rap y el hip hop. Es un medio, es un medio para un fin, y el fin es Jesucristo”.

Leer: El día que ESPN anunció en vivo que un jugador sería sacerdote

Esta facilidad para hablar el lenguaje de los jóvenes y ganar su confianza para acercarlos a Dios, es una de sus principales cualidades. Así lo reconoce en la misma entrevista el obispo titular de Nueva York, Cardenal Timothy Dolan.

“Yo sabía del rap, porque él ha sido increíblemente eficaz como líder de nuestro programa de ayuda a los jóvenes aquí en la arquidiócesis”.

Una vida de dedicada a los jóvenes

El padre Espeillat se desempeñaba hasta ahora como párroco de la Iglesia de San Antonio de Padua, en el Bronx, un barrio reconocido como la cuna del hip hop.

De origen dominicano, el nuevo obispo nació el 27 de diciembre de 1976 y fue ordenado sacerdote el 17 de mayo de 2003.

Su vida sacerdotal ha destacado por el servicio prestado en la pastoral juvenil, y se ha desempeñado como director del ministerio juvenil de la Arquidiócesis de Nueva York y director de la Renovación Carismática Católica Hispana en la arquidiócesis.

Además es un habitual participante en congresos y foros juveniles, como conferencista e incluso rapeando. Tiene un podcast y un canal de Youtube titulado Sainthood in the City.