Dimitri Conejo, el programador que puso sus dones al servicio de Dios

Este evangelizador en internet está detrás de los servicios de Cathopic y Holydemia.
Sus dones como programador web y diseñador los puso al servicio de Dios y de la Iglesia. Foto: Dimitri Conejo Sánz/Cortesía
Sus dones como programador web y diseñador los puso al servicio de Dios y de la Iglesia. Foto: Dimitri Conejo Sánz/Cortesía

Dimitri Conejo Sanz es un joven programador web y diseñador de 32 años que quiso entregar sus dones a Dios a través de la web y poner a la Iglesia católica en el mapa online, a través de las plataformas Cathopic, Mater Coeli y Holydemia.

Lee: De las pandillas al diaconado, así fue la conversión de Rafael Parra

“Para llegar a servir a Dios de esta manera, tuve que pasar por varias situaciones muy fuertes en mi vida. Yo no tuve una infancia como la de cualquier niño, tampoco se me inculcó el amor a Dios desde pequeño y Él me llamó, literalmente, en el día más negro de mi vida”, cuenta Dimitri Conejo en entrevista a Desde la fe.


En 2015, Dimitri puso en línea el primer banco de imágenes católicas gratuitas. Foto: Cortesía Dimitri Conejo Sanz

En 2017, Dimitri puso en línea el primer banco de imágenes católicas gratuitas. Foto: Cortesía Dimitri Conejo Sanz

Un camino pedregoso para llegar a Dios

Este emprendedor católico español, de origen ruso, comenta que no conoció a Dios por tradición familiar, sino a partir de las duras experiencias donde Él le mostró su gran amor.

Los primeros años de Dimitri fueron llenos de pobreza y abandono, igual que cientos de niños rusos en la década de los noventa, pues el comunismo había hecho trizas la economía de ese país.

“Mis padres nos abandonaron a mi hermana y a mí cuando yo tenía cinco años y ella aún era una bebé de brazos. Tuve que mendigar por comida casi un año. A veces había, otras no, porque no éramos los únicos niños abandonados“, recuerda.

“Un día, una maestra nos vio mendigar y nos metió a un orfanatorio. En ese tiempo era muy mal visto hacer público cualquier acto de fe, pero un sacerdote ortodoxo llegó a darnos una charla sobre Dios. A los ocho años fue la primera vez que supe sobre Él”.

Al saber que había un Padre amoroso que siempre estaba a su lado, Dimitri se escondía para rezar y pedirle que le diera a unos padres. Dos años más tarde, él y su hermana fueron adoptados por una pareja española católica, aunque no particularmente practicantes.

“Obviamente mi vida dio un giro espectacular y malamente me volví a olvidar de Él, sobre todo en la adolescencia, llena de fiestas, amigos, y excesos, hasta que, como a muchos les pasa, Él me habló para retomar mi fe”.

Dimitri es programador y diseñador web, actualmente escribe un libro sobre su historia de vida y su relación con Dios. Foto: Cortesía Dimitri Conejo Sanz

Actualmente escribe un libro sobre su historia de vida y su relación con Dios. Foto: Cortesía Dimitri Conejo Sanz

“Dios me llamó por teléfono y salvó mi vida”

A los 22 años se unió al ejército y a decir de Dimitri, fue una época en la que vivió con total ausencia de fe y de diálogo con Dios.

“Sentí que mi vida no tenía sentido, me sentía abandonado por Él y traté de cortarme las venas, en ese instante sonó mi teléfono y era una amiga que me invitaba a hacer un cursillo de cristiandad. Él me llamó a través de mi amiga y me di cuenta que Dios me tendía nuevamente la mano”.

No sólo se acercó a Dios, también a la Virgen María, de quien se ha vuelto un gran devoto, pues asegura que Ella también estuvo todo el tiempo a su lado.

Puedes leer: Oraciones para aprovechar los dones del Espíritu Santo en la cuarentena

Sus dones para internet al servicio de Dios

“Estudié Ingeniería en Telecomunicaciones cuando estuve en el ejército, y más tarde me especialicé en desarrollo web y también estudié diseño. En ese tiempo seguí mi formación católica y me di cuenta que había que hacer llegar a Dios en la web, de una manera más atractiva”.

“En la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, en 2016, le pregunté a Dios la manera en qué podía servirle y me quedó claro que lo ayudaría a renovar la Iglesia en Internet, a través de proyectos de evangelización de calidad, apegados a la doctrina”.

Fue así que en 2017 creó Cathopic, un banco de imágenes católicas gratuitas; más tarde Mater Coeli, un sitio web donde las personas se pueden consagrar a la Virgen María y  Holydemia, un sitio de cursos católicos online que surgió en plena pandemia.

“Dios, Jesucristo y la Virgen han hecho maravillas en mi vida, pues mi pasado fue perfecto, porque si no hubiese sido de esa forma hoy en día no estaría entregando mis dones y mi vida al servicio del Señor y de la Iglesia”.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

 

Comentarios