Andy acepta gustosa su discapacidad, pues dice: “Dios sabe su cuento”

Entrevistada por el padre “Pollo”, platica que en agosto quedará publicado su libro ‘Dios sabe su cuento’, en el que detalla su vida.
Su discapacidad cerebral no le ha impedido desarrollarse profesional y personalmente.
Su discapacidad cerebral no le ha impedido desarrollarse profesional y personalmente.

Para dar gloria a Dios y ser testimonio de Él, parece vivir Andy Flores, cuya discapacidad cerebral ha estado lejos de ser un obstáculo en su desarrollo profesional y personal: hace tres años fundó la asociación Familia Incluyente A.C., luego de haber estudiado una licenciatura en Sistemas Computacionales y una maestría en Ciencias de la Familia.

Puedes leer: ‘Contagiado de amor’, el imperdible libro del “padre Pollo”

A sus 30 años, Andy está convencida de que la discapacidad cerebral, o cualquier otra discapacidad, es una condición que está en el plan de Dios, y que la persona discapacitada tiene una gran misión en la vida. Por lo demás, no se pregunta sobre el fin de su circunstancia, pues ya ha encontrado la más bella y convincente respuesta: “Dios sabe su cuento”.


Entrevistada por su amigo el padre José Luis González Santoscoy, mejor conocido como el “padre Pollo”, Andy confiesa que la frase “Dios sabe su cuento”, no es de ella, sino que se la “pirateó” a Jesús, pues la desprendió de uno de los más hermosos pasajes bíblicos: capítulo 9 del evangelio de san Juan.

“Jesús y sus discípulos iban caminando -explica Andy-, yo me imagino que iban riendo, y de repente pasa un ciego, lo ven, y los apóstoles le preguntan: ‘¿Quién pecó para que este hombre fuera ciego? Y es que ya daban por hecho que el hombre era ciego por el pecado”.

A Andy le gusta imaginar que, ante tal despropósito, Jesús se llevó la mano a la frente, y enseguida procedió a darles una explicación: “Les dijo: ‘Nadie pecó. Él nació así para que la gloria de Dios se manifestara’. Luego puso lodo en los ojos del hombre, lo mandó a lavarse, y lo envió aún ciego al lugar donde culturalmente no podía entrar, por la idea de que su condición de ciego se debía al pecado”.

Explica que cuando el hombre ciego llegó a lugar, pudo ver y se convirtió en testimonio y testigo de Jesús. Y por eso es que la mayor convicción de Andy es que “Dios sabe su cuento”, frase que además es el título de su primer libro, mismo que se publicará en agosto, y en el cual el lector podrá conocer los detalles de su vida.

“Dios me ha dado mucho -señala-, como tener una familia increíble; pero todo lo que me ha dado, no es para que me lo quede yo solita, sino para compartirlo con los demás. Deseo que todas las personas con discapacidad, y sus familias, tengan las oportunidades que yo tuve. Que mi caso no sea la excepción, sino el caso común”.

Por tal razón, Andy invita a las familias donde haya una persona con discapacidad y necesiten ayuda, a comunicarse a Familia Incluyente A.C. “Cualquier cosa que necesiten, no duden en llamarnos, estamos totalmente para servirles”.

A pocas semanas de la publicación de Dios sabe su cuento, el “padre Pollo” invita a la comunidad a adquirir el libro, así como a colaborar con Familias Incluyentes A.C., asociación que durante la pandemia ha hecho una increíble labor en hogares en que las familias necesitan acompañamiento y calidez humana.

Comentarios