México

Rector de la ULG: “Hablemos de la mutua necesidad que se tienen la fe y la razón”

  • En el marco del vigésimo aniversario de Fides et Ratio, el padre Federico Altbach Núñez llama a no caer ni en el “fideísmo” ni en el “racionalismo cerrado”, sino abrir espacios de reflexión que echen abajo los prejuicios.

 

Vida Nueva Digital

 

La encíclica del papa Juan Pablo II Fides et Ratio estará cumpliendo en septiembre próximo 20 años de existencia, y con este motivo las facultades de Filosofía, Teología y Psicología de la Universidad Lumen Gentium (ULG) de la Arquidiócesis de México, han preparado un congreso que reunirá a ponentes de talla internacional.

En entrevista para Vida Nueva Digital, el rector de la Universidad, el presbítero doctor Federico Altbach Núñez asegura que, a dos décadas de la publicación de dicho documento pontificio, sigue siendo pertinente hablar de la mutua necesidad que se tienen la razón y la fe.

Y es que dijo: “La fe no puede prescindir de la razón porque sería una fe ciega, sin fundamentos; y por otro lado, la razón no debe cerrarse a la fe porque ésta le permite descubrir el misterio de Dios, que no es algo que contradiga a la razón, sino más bien algo que la eleva, que le permite ampliar sus horizontes”.

Para el sacerdote, es muy importante continuar abriendo espacios de reflexión sobre la fe y la razón, porque de esta manera se deshacen los prejuicios: “muchas personas piensan que creer es algo irracional, algo que se opone a la ciencia, y a veces también las personas creyentes llegamos a pensar que no es necesario profundizar en el conocimiento”.

Afirmó que “la católica es una fe que busca entrar en diálogo con todas las culturas, con todas las formas de pensar; también busca ser una fe que da razón de sus fundamentos, que descubre en la razón humana un apoyo fundamental”.

 

Una encíclica muy vigente

El padre Federico Altbach se refirió a los principales puntos de Fides et Ratio. Recordó que  el papa Juan Pablo II decía que la búsqueda de la verdad se alcanza a través de dos alas: una es la razón y la otra la fe; son dos modos de poder llegar a una verdad común; además, en la encíclica explica por qué no hay contradicción entre razón y fe, “y eso es uno de los puntos principales: la búsqueda del diálogo y la interdependencia que existe entre la fe y la razón”.

Pese a ello –explicó– existe autonomía: “la razón tiene su propia autonomía, no tiene por qué ser manipulada, forzada o tergiversada por la fe; y por otro lado, también la fe tiene su modo de proceder, tiene su autonomía. Y aunque cada una tiene su punto de vista y su modo de explicar la realidad, pueden entrar en diálogo”.

Para el sacerdote, cuando las personas llegan a decir que la fe y la razón están peleadas, es porque no comprenden que la fe no busca ni manipular ni ensombrecer la razón, sino iluminarla. Por ello, advirtió de la importancia de no caer en el “fideísmo”; es decir, tener a la fe como una fuente absoluta que desprecia las aportaciones de la razón: “eso es un error, como también lo es el racionalismo cerrado, que solamente acepta como real lo que es comprensible para la razón y no se abre a la posibilidad de la revelación de Dios, del misterio, de la presencia de Dios en la historia humana”.  

Sobre la importancia de la encíclica en la actualidad, aseguró que éste será siempre un tema relevante: “en México, en la situación en la que vivimos, los católicos debemos abrirnos a propuestas que dan sentido a la vida, que ayudan a reconstruir el tejido social y nuestros valores, y la fe es sin duda una fuente que ilumina la realidad humana, que le permite encontrar una razón de ser y superar muchas limitaciones en el egoísmo o en el sinsentido”.

 

Nuevas perspectivas de diálogo

“Fe y razón, racionalidad y racionalidades”, es el nombre del congreso que se llevará a cabo del 13 al 15 de marzo en la ULG. El objetivo –explica el padre Altbach Núñez– no sólo es recordar lo que se dijo en la encíclica hace 20 años, sino abrir nuevas perspectivas de diálogo y tratar de ubicar cuáles son los retos que se presentan en la actualidad.

“Desde luego –dijo– uno de estos desafíos es la multiplicidad de puntos de vista que hay en nuestro mundo, y por otra, el esfuerzo de poder coincidir en la razón, en poder percibir las cosas juntos desde una base común, que sería precisamente el poder entendernos mutuamente porque consideramos que con la razón podemos llegar a entendernos”.  

En este sentido, destacó que una de las principales tareas de la ULG es “favorecer el diálogo entre las diversas culturas y la fe cristiana, así como hacer presente en la sociedad la riqueza del pensamiento cristiano, y el congreso busca hacer un aporte para ello”.  

 

Un congreso de talla internacional

El congreso, que estará abierto al público de forma gratuita, contempla varias conferencias magistrales. El martes 13 de marzo se contará con la participación del doctor Klaus Müller, de la Universidad de Münster, quien abordará el tema: “La unidad de la razón en el pluralismo de las racionalidades”; el doctor Héctor Velázquez, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla con “Ciencia y fe”, y el doctor César Lambert de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con “Un germen precioso del pensamiento como vía a lo absoluto”.

El miércoles 14 de marzo tendrán lugar las conferencias magistrales: “Fe y razón en la doctrina social de la iglesia”, por el doctor Martín Schlag, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, Roma, “Belleza, racionalidad y fe”, a cargo del doctor Carlos Mansur del Instituto Tecnológico Autónomo de México, “La Pascua y la razón” por el Dr. Julián López Amozurrutia, de la Universidad Pontificia de México, y “Psicoanálisis y Religiosidad” por el Dr. Gibrán Larrauri, de la Universidad Iberoamericana.

Finalmente, el jueves 15 de marzo se contará con la participación del Dr. Mario Ángel Flores, de la Universidad Pontificia de México, con el tema: “La Unicidad de la fe y pluralidad teológica”. Durante los tres días habrá también conferencias paralelas, mesas de debate, paneles y eventos culturales.

La Universidad Lumen Gentium se encuentra ubicada en la calle de Victoria 133, en el Centro de Tlalpan, Ciudad de México. Mayores informes: 56555003. Ext. 102.