México

Iglesias dañadas tras el 19S: Largo camino de restauración

restauración, iglesias dañadas, iglesia de nuestra señora de los dolores

Cynthia Fabila y Alejandro Feregrino

Los sismos de septiembre de 2017 provocaron daños en 107 Iglesias y templos con alto valor histórico en la Ciudad de México; su restauración tardará, por lo menos, tres años más.

Pasada la emergencia de los sismos del 7 y 19 de septiembre, comenzó una nueva etapa: la reconstrucción de los sitios históricos que, de acuerdo con autoridades federales y eclesiásticas, culminará en 2020.

En su Informe de Templos Católicos Dañados en septiembre de 2017, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) contabilizó 1,850 inmuebles históricos administrados por la Iglesia con daños de distinta magnitud.

De este número, 107 se encuentran en la Ciudad de México, entre las que destacan Iglesias como Nuestra Señora de los Ángeles, en la colonia Guerrero; Nuestra Señora de la Soledad, en el Centro Histórico; y San Bernardino de Siena, en Xochimilco, cuya restauración sigue pendiente.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en total quedaron dañados 2,342 inmuebles, -la mayoría de origen religioso como templos y exconventos-, en más de 400 municipios de 11 estados de la República.  En su mayoría datan de los siglos XVI a XIX y son considerados por ley como monumentos históricos.

En entrevista con Desde la Fe, Arturo Balandrano Campos, Coordinador Nacional de Monumentos Históricos del INAH, explicó que el proceso para la restauración del total de estos monumentos a nivel nacional ya comenzó y durará al menos tres años.

“La meta es recuperar la totalidad de los inmuebles, hacer una restauración científica, basada en la investigación histórica y con especialistas. Para eso vamos a contratar a empresas especializadas en restauración para que hagan la tarea y el Instituto va a hacer la supervisión de los trabajos” dijo el funcionario.

Los recursos para la reconstrucción provienen del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y del seguro que tiene contratado el INAH para proteger su patrimonio. Balandrano Campos aseguró que en la dependencia están conscientes de que las Iglesias y otros recintos religiosos no solo tienen valor histórico y cultural.

“En su gran mayoría son abiertos al culto, es decir, son parroquias, capillas y templos que son el corazón de sus comunidades, el centro de la actividad cotidiana de mucha gente”, dijo.

De acuerdo con el funcionario, para diciembre que finaliza la presente administración federal, pretenden entregar entre 800 y 1,000 templos a nivel nacional restaurados, además de un plan maestro con una estrategia global de recuperación del patrimonio, con la finalidad de que se le dé continuidad en el próximo gobierno. Todos los edificios quedarían restaurados a más tardar en 2020, aseguró.

Algunos de los estados en los que el INAH ya trabaja en la recuperación de templos son Puebla, Morelos, Oaxaca y Chiapas.

En Puebla resultaron dañadas 620 edificaciones históricas, 67 ya se han restaurado y 241 están en obra, de acuerdo con un reporte del Instituto publicado en agosto, entre ellas el Santuario de la Virgen de los Remedios en Cholula, en que la institución ya trabaja.

En Morelos, se han entregado 48 inmuebles religiosos recuperados, en su mayoría capillas con daños menores y en Chiapas se han hecho acciones emergentes en 68 inmuebles, entre ellas apuntalamiento de soporte a edificios.

En paralelo, el INAH trabaja en la restauración de más de 6,000 piezas de valor histórico y artístico de arte sacro, como esculturas, pinturas y murales; además de órganos y archivos parroquiales.

La recuperación tardará también para otros templos, la CEM identificó 247 inmuebles no históricos, es decir, que no cuentan con el seguro del INAH, por lo que su reconstrucción se costea con recursos propios y donaciones.