Cielo y tierra

12 interesantes datos sobre la vida del padre Pío

Te presentamos doce cosas muy interesantes sobre el padre Pío de Pietrelcina.
El padre Pío de Pietrelcina, el sacerdote de los estigmas.
San Pío de Pietrelcina, el sacerdote de los estigmas.

Como en vida tenía fama de santidad, fue muy fotografiado, y se ha escrito mucho sobre él, probablemente ya lo conoces, pero hay doce cosas muy interesantes que tal vez no sabes sobre el padre Pío:

1. Su verdadero nombre no era Pío, sino Francesco

Nació el 25 de mayo de 1887 en Pietrelcina, Italia, y le pusieron Francesco, nombre de un hermanito suyo que nació un año antes que él y murió.

Leer: “Haré más ruido muerto que vivo”

2. Recibió los ‘estigmas’

Durante cuarenta años tuvo en manos, pies y costado, heridas como las de Jesús, de las que brotaba sangre que olía a flores. Las cubría con guantes porque no le gustaba mostrarlas. Le dolían mucho; no cicatrizaban, pero nunca se infectaron.

3. Podía leer las conciencias y predecir eventos futuros.

Acudían multitudes a confesarse con él. Pasaba en promedio dieciséis horas diarias confesando. Conocía los pecados de la gente antes de que ésta los confesara.

Supo quiénes serían los siguientes Papas, incluyendo a san Juan Pablo II.

4. Luchaba físicamente con el demonio.

De noche se oían en su celda ruidos espeluznantes, gritos, golpes que aterraban a los otros frailes. Al final quedaba físicamente maltrecho, pero espiritualmente victorioso.

5. Veía a su Ángel de la Guarda.

Platicaba con él y le pedía ayuda. Por ejemplo, cuando un amigo, queriendo asegurar que si alguien interceptaba su carta, no la entendiera, le escribió en griego al padre, éste pidió a su Ángel la tradujera.

6. Lo visitaban almas del Purgatorio

Solían aparecérsele almas que pedían Misas para salir del Purgatorio. Les preguntaba datos sobre su muerte, comprobaba su veracidad, e intercedía por ellas ante Jesús.

7. Era muy devoto de María y rezaba muchos Rosarios cada día

María se le aparecía. Él llevaba siempre un Rosario que consideraba la mejor arma contra el mal. Animaba a todos a rezarlo. Rezaba diario alrededor de cuarenta Rosarios.

8. Tenía el don de bilocación

En una ocasión, se presentó en una casa a auxiliar a un moribundo, y luego se comprobó que a esa misma hora estaba en el convento.

9. Fundó un Hospital

Con esfuerzo y donativos, mandó edificar la “Casa Sollievo della Sofferenza” (Casa Alivio del Sufrimiento), para dar atención médica y espiritual a enfermos pobres.

10. Inició los ‘Grupos de oración del padre Pío’

Hoy en día hay millones de estos grupos en todo el mundo. Sus miembros se comprometen a orar, a hacer buenas obras y a amar a la Iglesia, y tienen presente este lema del padre: ‘Ora, espera y no te preocupes’.

11. Su condición física era médicamente inexplicable

Casi no dormía; a veces su único alimento era la Eucaristía. Durante sus éxtasis quedaba como muerto; y su temperatura subía tanto que rompía el termómetro. Llegó a tener más de 48 grados.

12. Su cadáver se mantiene incorrupto

El padre Pío murió en san Giovanni Rotondo, el 23 de septiembre de 1968. Su cuerpo está en una urna de cristal, y luce como si estuviera dormido. Fue canonizado en 2002.