Escuela para padres

¿Cómo explicar a los niños que sus padres se van a divorciar?

Esto puedes decirle a los niños para ayudarlos a entender y sobrellevar el hecho de que sus padres se divorcien.
Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La decisión de terminar un matrimonio y optar por un divorcio es muy seria y modifica todas las esferas de la vida. Decidir divorciarse nunca es fácil, y menos aún si hay niños de por medio. Esta decisión tiene un impacto en los hijos de la pareja, pero el apoyo y la orientación adecuados les permitirán estar mucho mejor equipados para superar los malos tiempos.

Leer: Tips para hacer más llevadero un divorcio

De acuerdo con el libro Mi familia está cambiando: un libro acerca del divorcio, de Ediciones Dabar, lo mejor es que los padres le comuniquen a los niños su decisión de separarse y divorciarse tan pronto como la tomen.

Por eso, te presentamos 5 cosas que puedes decirle a los niños para ayudarlos a entender y sobrellevar el hecho de que sus padres se divorcien.

1. Deben saber que las cosas van a cambiar

Los niños necesitan saber que un divorcio significa que mamá y papá ya no estarán casados ni vivirán en la misma casa. Esto implica muchos cambios y los niños deben preparse para ellos. Sin embargo, todos los niños necesitan —y encuentran respaldo en— una rutina y una estructura; por lo que es trabajo de los padres mantener la dinámica con los niños tanto como sea posible.

2. Hazles saber que no es su culpa

Las personas se divorcian por muchos motivos y los niños deben tener claro que no es culpa de ellos y que, a veces, que un matrimonio termine en buenos términos es lo mejor para todos.

Leer: Por qué nunca debes pelear frente a los hijos, según el Papa Francisco

3. Hazlos sentir amados

Es importante repetirle continuamente a los niños que, aunque los padres ya no estén juntos, el amor que sienten por sus hijos no cambia ni cambiará. Incluso si alguno de los dos se va a vivir fuera de casa, el amor que siente por sus hijos es el mismo.

4. Deja que expresen sus sentimientos

Es muy probable que los niños se encuentren ante una mezcla muy de sentimientos: miedo, enojo, tristeza, preocupación y hasta decepción. Hazle saber al niño que sus sentimientos son válidos y que es normal sentirse así. Lo más importante es no dejarse consumir por esos sentimientos, sino expresarlos y platicar con mamá y papá para recibir guía y consuelo en todo momento.

Leer: Tips para que tus hijos aprendan a manejar sus emociones

5. Recuérdales que Dios está presente en los momentos difíciles

Siempre podemos acudir a Dios en tiempos difíciles y ésta no es la excepción. Recomienda a los niños rezar y pedirle a Dios la fuerza para sentirse mejor. Y, sobre todo, que sepan que Dios siempre está dispuesto a escucharlos.

Conoce más libros de la misma serie aquí.