Evangelio del día y reflexión breve- 21 de marzo de 2022

¿Qué significa “En verdad les digo”? ¿Por qué Jesús usaba esta expresión a menudo? ¿Qué denuncia Jesús en esta lectura?
El Evangelio del día. (Lucas 4, 24-30).
El Evangelio del día. (Lucas 4, 24-30).

Evangelio del día

Evangelio del día (Lucas 4, 24-30). Habiendo llegado Jesús a Nazaret, le dijo al pueblo en la sinagoga:

“En verdad les digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo. Puedo asegurarles que en Israel había muchas viudas en los días de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado sino Naámán, el sirio”.

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo y lo llevaron hasta un precipicio del monte sobre el que estaba edificado su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y siguió su camino.

Puedes leer: 10 cosas que debes saber sobre san Lucas

Reflexión:

“En verdad les digo”, es una frase que Jesús empleaba antes de pronunciar algo importante. Los maestros solían terminar su enseñanza diciendo: “Amén”. Jesús en cambio, lo empleaba antes, y con frecuencia doble: “En verdad, en verdad os digo: amén, amén”.

Jesús les da a entender que Él es un profeta; es decir, que viene de parte de Dios. Y denuncia lo que está sucediendo en el corazón de la gente, que se resisten a aceptarlo porque son sus paisanos.

En el año del jubileo, cada uno debía volver a su tierra -ver Lev 25, 10-, y justamente Aquel que viene a su tierra a anunciar este nuevo ‘Jubileo’ ¡será rechazado!

Dice el dicho que ‘la verdad no peca, pero incomoda’. Jesús les ha dicho una verdad que los ha llenado de ira, los ha forzado a reconocer que tienen prejuicios, que han cerrado sus corazones sólo porque ha vivido entre ellos.

 

*Reflexión tomada del Curso sobre san Lucas de Alejandra Sosa, publicado en Ediciones 72.

Compartir