Evangelio del día y reflexión breve – 9 de mayo de 2022

¿Quiénes soy hoy los falsos pastores? ¿De qué forma entran a nuestra vida? En expresión de Jesús, ¿cómo se les llama a esos falsos pastores?
Evangelio del día (Juan 10, 1-10).
Evangelio del día (Juan 10, 1-10).

Evangelio del día

El Evangelio del día (Juan 10, 1-10). En aquel tiempo, dijo Jesús: “En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz: a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños”.

Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: “En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante”.

Puedes leer: El Evangelio de San Juan, ¿qué es y qué nos enseña?


Reflexión:

Sobre el Evangelio del día. Este Evangelio nos recuerda que Jesús es el Buen Pastor, Aquel que nos conoce, nos cuida, nos llama a cada uno por nuestro nombre y que sabe lo que necesitamos.

Hay otros pastores que no entran por la puerta, sino que asaltan a las ovejas para robarlas y apartarlas del Buen Pastor.

Esta profecía de Jesús sigue ocurriendo hoy: no faltan falsos pastores en forma de ideologías, corrientes de opinión y campañas muy orquestadas, que tratan de apartar a la gente de su fe y provocar el rechazo de todo lo que huela a cristianismo.

En expresión de Jesús: son “ladrones” y “bandidos”.

Reflexión de Juan Lozano, cmf., en CiudadRedonda