Evangelio del día y reflexión breve – 16 de mayo de 2022

¿Por qué es importante ir renovando nuestra fe? ¿Cómo encontrar el sendero que nos conduce al amor del Padre?
Evangelio del día Juan (14, 21-26).
Evangelio del día Juan (14, 21-26).

Evangelio del día

El Evangelio del día Juan (14, 21-26). En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “El que acepta mis mandamientos y los cumple, ése me ama. Al que me ama a mí, lo amará mi Padre, yo también lo amaré y me manifestaré a él”.

Entonces le dijo Judas (no el Iscariote): “Señor, ¿por qué razón a nosotros sí te nos vas a manifestar y al mundo no?”. Le respondió Jesús: “El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El que no me ama no cumplirá mis palabras. Y la palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió.

Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el Paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho’’.




Puedes leer: El Evangelio de San Mateo, ¿qué es y qué nos enseña?

Reflexión:

Querido amigo o amiga:

¡Feliz lunes de la quinta semana de Pascua! Deseo que este tiempo te esté regalando experiencias pascuales para renovar la fe y resucitar el amor y la esperanza.

Y para tener más vida, ya está aquí y resuena la promesa del Espíritu Santo. Es hora de ponerse a escuchar al Paráclito. Él es quien actualiza la palabra de Jesús, su enseñanza, el sendero que lleva a acoger el amor del Padre.

El Espíritu Santo prepara la morada humana que recibe al Dios uno y trino. Él nos va haciendo conscientes del Evangelio que escribió Jesús con su Vida, Muerte y Resurrección.

Reflexión tomada de CiudadRedonda