Conociendo al Arzobispo de México: Cambio de época

Marilú Esponda Sada

Según el P. Manuel Olimón, el cardenal Carlos Aguiar Retes reúne dos líneas difíciles de encontrar en una misma persona: ser hombre de escritorio y al mismo tiempo tener la capacidad de lograr un acercamiento pastoral real: “No es fácil que los que son pastores se sienten a pensar, y al revés: los que piensan mucho, no suelen salir de su casa. Esto lo hace una persona muy completa”, concluye el sacerdote e historiador.

“Don Carlos Aguiar es un Obispo que siempre está proponiendo un camino de renovación. En él se cumple lo que decía el Papa durante su discurso en Basílica de Guadalupe: ‘Contagien a sus sacerdotes, contágienles grandes ideales’. Él lo cumple cabalmente. Siempre está compartiendo y proponiendo grandes ideales para los sacerdotes, para la vida de la Iglesia, y lo hace si estamos en común o en lo individual”, destaca Don Jorge Cuapio.


Durante la visita del Papa Francisco a Ecatepec –perteneciente a la Provincia de Tlalnepantla– en febrero del 2016, Don Carlos le comentó: “¡Santo Padre, bienvenido a la periferia!”. El Papa lo animó a continuar con la Gran Misión que habían comenzado: “¡Carlos, tienes que seguir adelante con la Misión Permanente!”.

Unos meses más tarde, el 19 de noviembre de 2016, fue creado Cardenal por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro.

Don Carlos Aguiar es lo que los historiadores llaman un “hombre de época”, y él mismo ha acuñado el concepto de “cambio de época” para referirse a los desafíos pastorales de la Iglesia de los últimos 40 años. “Más allá de teorías e interpretaciones sofisticadas –afirma–, nuestros jóvenes testimonian que no estamos en una mera época de cambios, sino en un verdadero cambio de época, en el que los grandes referentes de la cultura y de la vida cristiana están siendo cuestionados, afectando la valoración del hombre y su relación con Dios”.

Él sabe que la Iglesia necesita renovarse para poder hacer frente a los desafíos que presenta el mundo de hoy. El reto está en responder a todas las inquietudes que el mundo tiene de ella. Don Carlos también sabe que no es posible orientar al mundo sin comprenderlo, lo cual exige conocerlo, quererlo e identificarse hasta cierto punto con él, a golpes de proximidad.

El Papa Francisco lo nombró Arzobispo Primado de México el 7 de diciembre del 2017. Como sucesor del cardenal Norberto Rivera Carrera, se ha convertido en el trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y custodio de la imagen de la Virgen de Guadalupe del Tepeyac.

El Arzobispo Primado de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, tomó posesión el 5 de febrero de 2018 en la Catedral Metropolitana de México.

Tomado del libro: Una Iglesia para soñar