La voz del Papa

El Papa Francisco celebra Misa por la Virgen de Guadalupe

El Pontífice reflexionó sobre el papel de corredentora, madre y discípula que ha tenido María.
Papa Francisco en la Solemnidad de la Virgen de Guadalupe. Foto Vatican Media
Papa Francisco en la Solemnidad de la Virgen de Guadalupe. Foto Vatican Media

“Son tantos títulos los que se le han dado a María, pero en realidad hay que pensar en Ella como una mujer discípula, madre y mestiza, quien ha mestizado a su hijo para acercarlo a todos”, dijo el Papa Francisco al celebrar la Solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, en Roma.

El Pontífice dejó en claro que María jamás se presentó como corredentora, sino como discípulo. “Algún Santo Padre dijo que ‘es más digno el discipulado’. Ella nunca robó nada para sí, le sirvió a su Hijo, fue su discípula porque es Madre y da la vida en la plenitud de los tiempos”.

El Papa aseguró también que la Iglesia es femenina, porque nos acoge como una madre. “No podemos pensar en la Iglesia sin los principios marianos, los cuales nos recuerdan el papel de la mujer en la Iglesia”.

Asimismo, el Pontífice dijo que María eligió ser mestiza, “pero no sólo para serlo Ella -dijo- sino también mestizó a su Hijo, al verdadero Dios y al verdadero Hombre, al verdadero Hijo”.

Continuó: “Ella es mujer de nuestro pueblo por la manera en que le habló a Juan Diego, desde esos tres títulos: Madre, Discípula y Mestiza, los cuales lleva con ternura, con calidez femenina y con la cercanía del mestizaje”.

Antes de la celebración Eucarística se llevó a cabo el rezo del Santo Rosario, en acción de gracias “por los dones que ha recibido la Iglesia a través de la devoción a la Virgen María en la advocación de Guadalupe, en especial en los pueblos latinoamericanos y filipino”.

Leer: Los Papas que mostraron amor a la Virgen de Guadalupe

La primera solemnidad guadalupana

El 12 de diciembre de 2011, en el contexto de la conmemoración de las independencias de los países de América Latina, el Papa Benedicto XVI celebró por primera vez una Misa por la Solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, y en 2014, el Papa Francisco expresó su deseo de celebrar nuevamente la Eucaristía en honor a “la Morenita del Tepeyac”.

En su homilía de 2018, el Papa Francisco expresó que “Santa María de Guadalupe es  Madre de una tierra fecunda y generosa en la que todos, de una u otra manera, nos podemos encontrar empeñando un papel protagónico en la construcción del templo santo de la familia de Dios”.

Comentarios