Opinión

La Virgen de Guadalupe en la Catedral de México

En la majestuosa Catedral de México se encuentra una capilla dedicada a nuestra querida Madre, la Santísima Virgen María de Guadalupe; ésta capilla siempre permanece abierta para recibir a todos los mexicanos y extranjeros que quieran visitarla.

La capilla se terminó de techar en 1660; primero se utilizó como bautisterio, después fue sala de juntas de la Archicofradía del Santísimo Sacramento y de la Caridad, para velar por el culto de la Eucaristía. Después de la segunda dedicación de la Catedral, se decidió desocuparla y dedicarla a la Santísima Virgen en su advocación de Guadalupe, aparecida en 1531 en el Tepeyac.

Retablo de la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en la Catedral de México

Retablo de la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en la Catedral de México

En 1807 se determina renovar la capilla: se quitan los retablos que tenía (se dice que por estar antiguos y deteriorados) para modernizarlos; se construyen tres altares en estilo neoclásico a fin de adecuarla a la moda dictada en ese momento.


En el altar principal se observa a nuestra Señora de Guadalupe; parece estar en actitud de ser coronada por dos ángeles colocados sobre el cuadro sosteniendo la Corona; a sus lados, sus padres, santa Ana y san Joaquín.

El altar izquierdo se dedicó a san Juan Bautista, quien también es acompañado por sus padres san Zacarías y santa Isabel, prima de la Virgen.

Te puede interesar: Capilla de las Reliquias, el relicario de la Catedral de México

El altar derecho se dedicó a la veneración de santos jesuitas: Luis Gonzaga, Estanislao de Kostka y Francisco de Regis; la razón de estar junto a la Guadalupana se debe a que los jesuitas que llegaron a la Nueva España fueron atraídos por la devoción del pueblo mexicano a la Morenita del Tepeyac, se convirtieron en fervientes devotos, difundieron su culto y le construyeron muchos altares.

En la Catedral también hay otro retablo dedicado a Ella; se ubica en la Capilla de las Reliquias; es del S.XVIII de estilo barroco, contiene pinturas que representan sus Apariciones e igualmente va acompañada de sus padres y san Juan Evangelista, ya que él es quien la describe como la señal que apareció en el cielo: “Una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; está en cinta”. La Virgen Apocalíptica.

Pintura de la Virgen de Guadalupe en la Capilla de las Reliquias de la Catedral de México

Pintura de la Virgen de Guadalupe en la Capilla de las Reliquias de la Catedral de México

El nicho central del retablo lo adorna un óvalo con la imagen de la Guadalupana, pintado por José de Ibarra, llamado de La Jura, porque ante ésta imagen se juró a Santa María de Guadalupe Patrona General y Universal de todos los reinos de la Nueva España. En la parte posterior del óvalo se representa a san Juan Diego en el momento en que al abrir la Tilma caen las rosas y queda impresa en el Ayate la Virgen.

Te puede interesar: ¿Por qué san Ramón Nonato es intercesor contra los chismes y mentiras?

Otra pintura que está íntimamente ligada a la Catedral es la que se encuentra en el muro central, arriba de la Puerta Jubilar, frente al Altar del Perdón. El cuadro tiene una inscripción que dice: “Esta imagen fue pintada para presidir en la Catedral de México las sesiones del primer Congreso Guadalupano en el cuarto centenario de las Apariciones, 10 de diciembre MCMXXXI”. El lienzo estuvo guardado por 60 años, y cuando se colocó en ese lugar fue bendecido por el entonces Arzobispo, Cardenal, Ernesto Corripio Ahumada.

¿Y si visitas a la Morenita en la Catedral?

*María del Socorro Sentíes Corona es guía turística de la Catedral de México. 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775