Iglesia en el mundo

Peregrinos a Tierra Santa, Magdala los espera

Con 160 habitaciones, ha quedado inaugurada la Casa de Peregrinos en la tierra de María Magdalena, y con ello también una nueva ruta de peregrinaje.
Magdala
Magdala

La Solemnidad de Cristo Rey 2019 quedará grabada en la historia de Israel como el día en que fue inaugurada la Casa de Peregrinos en la ciudad de Magdala, un espacio único en su tipo, ubicado en la orilla occidental del Mar de Galilea, que busca ser un punto de encuentro de los peregrinos consigo mismos, pero sobre todo con Dios.

Y es que en Magdala se conjugan dos elementos: la Casa de Peregrinos, que ha quedado oficialmente inaugurada después de 15 años de trabajo, y un sitio arqueológico descubierto recientemente, que da cuenta de una ciudad del siglo I, la cual deja ver claramente cómo era la vida en ese lugar en tiempos de Jesús, con su sinagoga, mercado, casas, baños de purificación y una intensa industria pesquera.

P. Juan Solana en la zona arqueológica de Magdala

P. Juan Solana en la zona arqueológica de Magdala

Te puede interesar: El mexicano que halló una sinagoga donde habría predicado Jesús

Pero además, con la apertura de este complejo, queda también inaugurada una nueva ruta de peregrinaje, toda vez que el Mar de Galilea o Lago de Tiberiades o de Genesaret, facilita el acceso hacia otros lugares santos, como el Monte de las Bienaventuranzas, Caná, Monte Tabor, Monte Arbel, Nazaret, Tabha, Cafarnaúm, el Monte Carmelo, entre otros, mientras que las vías de comunicación hacen posible estar en Jerusalén sólo en un par de hora.

Es el inicio de algo hermoso

Hace tres lustros, el sacerdote mexicano Juan María Solana encontró en estas tierras de María Magdalena la inspiración para colocar a la orilla del lago una barca desde la cual pudiera predicar la Palabra de Dios; hoy, ante cientos de personas de diferentes confesiones religiosas que participaron de diferentes formas en el proyecto, ve cómo aquel sueño ha quedado superado, y aunque la barca existe a orillas del lago, el lugar ahora no sólo cuenta con una hermosa iglesia para celebrar la Eucaristía, sino con toda una infraestructura para atender y llevar al visitante al encuentro con el Maestro, de la mano de la Magdalena.

Iglesia Duc In Altum

Iglesia Duc In Altum

Por tratarse de un proyecto dirigido por mexicanos, tanto la casa de hospedaje como la investigación arqueológica, el Centro de Peregrinos fue inaugurado por el cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, quien confió en que el complejo ayudará a conocer mejor la vida de Jesús y de sus apóstoles, al contextualizar las narraciones de los Evangelios, y favorecerá la “meditación para responder a la llamada de Jesús y participar del Reino de Dios, desde esta vida terrena, y llegar a su plenitud en la Casa de Padre”.

“Profundamente agradecidos a Dios Padre –dijo en su homilía- entregamos en esta Eucaristía, para que quienes la visiten sea muy fecunda su estancia y fortalezcan su convicción de transmitir a las nuevas generaciones, la Buena Nueva, proclamada por Jesucristo, precisamente en esta bella región del Lago de Galilea”.

En tanto, para el padre Juan Solana, lo que ha ocurrido hoy en Magdala no es de ninguna manera una meta, “sino el inicio hermoso para ayudar a mucha gente a encontrar esa ventanita abierta para asomarse a la fe, para que muchas almas encuentren aquí luz, paz, consuelo, pero sobre todo, el amor de Dios”.

Cardenal Carlos Aguiar en la iglesia Duc In Altum

Cardenal Carlos Aguiar en la iglesia Duc In Altum

Bendición de las instalaciones

En la Misa de inauguración, que tuvo lugar en la iglesia Duc In Altum, participaron cristianos de diversas denominaciones, judíos y musulmanes, así como monseñor Leopoldo Girelli, Nuncio Apostólico en Israel; monseñor Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén; el padre Eduardo Robles Gil, Director General de los Legionarios de Cristo, y autoridades civiles de Israel.

Al final de la ceremonia, el cardenal Carlos Aguiar Retes bendijo una de las obras más importantes del complejo, un Mapa de Galilea elaborado por la artista chilena María Fernández Ortiz con un millón y medio de mosaicos, y posteriormente las instalaciones del hotel que, a partir de este día, comenzará a recibir formalmente huéspedes de todo el mundo.

Bendición del Mapa de Galilea

El tradicional corte de listón fue hecho por el Arzobispo de México, el P. Solana y el P. Eduardo Robles Gil, y por varios bienhechores en representación de los más de tres mil que han intervenido para hacer realidad el proyecto.

Es por ello también que este lunes 25 de noviembre se llevará a cabo la bendición de la “Avenida de los bienhechores” dentro del complejo, un espacio encabezado desde luego por una escultura del empresario español Antonino Fernández (Q.E.P.D) “al que Magdala debe su vida”, como dijo en el 2016 el mismo padre Juan María Solana.

Busto de don Antonino Fernández

Busto de don Antonino Fernández en la Avenida de los bienhechores.