El Papa Francisco clamó por la paz en su segundo día en Irak

En las primeras horas de la mañana, el Papa Francisco visitó al Gran Ayatollá en su residencia, situada en el emblemático Santuario del Imam Ali.
El segundo día de actividades del Papa Francisco en Irak fue un clamor por la paz.
El segundo día de actividades del Papa Francisco en Irak fue un clamor por la paz.

Este 6 de marzo, en el segundo día de actividades de su visita apostólica a Irak -la primera en la historia que hace un Sumo Pontífice a este país-, el Papa Francisco se trasladó a la ciudad de Nayaf, donde hizo una visita de cortesía al Gran Ayatollá Sayyid Ali Al-Husayni Al-Sistani, líder espiritual de los chiitas en Irak.

Puedes leer: ¿Por qué Juan Pablo II no pudo cumplir su sueño de visitar Irak?

El fin del encuentro, planeado en el marco de dicha visita a Irak que el Santo Padre emprendió bajo el lema “Todos somos hermanos”, fue tender lazos de amistad con otras confesiones religiosas, ya que el Gran Ayatollá es una figura clave para el diálogo con Irán y con los musulmanes de Irak.


En la reunión, el Santo Padre destacó la importancia de la colaboración y la amistad entre las comunidades religiosas, a fin de que, cultivando el respeto mutuo y el diálogo, se pueda contribuir al bien de Irak, de la región y de toda la humanidad.

Al despedirse del Gran Ayatollá, el Papa Francisco reiteró su oración a Dios, Creador de todo, “por un futuro de paz y fraternidad para la querida tierra de Irak, para Oriente Medio y para el mundo entero”.

Cabe señalar que en 2014, Sayyid Ali Al-Husayni Al-Sistani condenó las acciones del autodenominado Estado Islámico (ISIS) contra el cristianismo, lo que desembocó en la caída del grupo terrorista.

El Papa Francisco se encontró con líder musulmán chiíta, el gran ayatolá Ali al-Sistani. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco se encontró con líder musulmán chiíta, el gran ayatolá Ali al-Sistani. Foto: Vatican Media

El Santuario del Imam Ali

La residencia del Gran Ayatollá -donde ocurrió dicho encuentro entre los íderes religiosos- se halla ubicada al interior del Santuario del Imam Ali, cuya primera estructura fue construida en el siglo VII precisamente sobre la tumba de Ali, primo de Mahoma y personaje clave para el chiismo.

Los chiitas aseguran que el interior de este recinto también están sepultados Adán, Eva y Noé, y es considerado por ellos como el tercer lugar santo del Islám, luego de la Sagrada Mezquita de la Meca y la Mezquita de Medina.

Encuentro interreligioso en la llanura de Ur

Al término de su encuentro con el Gran Allatollá el Papa Francisco se trasladó a la llanura de Ur de los Caldeos, donde pronunció su tercer discurso durante el Encuentro Interreligioso planeado como parte de sus visita a Irak “Todos son mis hermanos”.

A su llegada, el Santo Padre fue recibido por el Monseñor Habib Jajou Al-Naufali, de la Archieparquía de Basora, una de las sedes episcopales de la Iglesia católica iraquí, misma que cuenta con unos 1000 católicos, dos parroquias, un sacerdote diocesano, un seminarista, 5 institutos de educación, 2 casas de beneficencia, y 2 bautizados en el último año.

El Papa Francisco en su viaje apostólico a Irak. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco en su viaje apostólico a Irak. Foto: Vatican Media

También acudió a su encuentro el padre Firas Mundher, responsable de el Exarcado Patriarcal de Basora y el Golfo, cuya comunidad está integrada por unos 350 católicos y un sacerdote diocesano que atiende dos parroquias.

Frente a representantes de diversas religiones, como suníes, chiíes, zoroastrianos y yazidíes, el Papa Francisco afirmó que es necesario alzar la voz cuando el terrorismo abusa de la religión. “Hostilidad, extremismo y violencia no nacen de un espíritu religioso; son traiciones a la religión”, exclamó.

El Santo Padre pidió a los presentes orara para que en cualquier lugar del mundo “se respete la libertad de conciencia y la libertad religiosa, que son derechos fundamentales, porque hacen al hombre libre de contemplar el cielo para el que ha sido creado”.

Encuentro interreligioso presidido por el Papa Francisco en la ciudad de Ur, en Irak. Foto: Vatican Media

Encuentro interreligioso presidido por el Papa Francisco en la ciudad de Ur, en Irak. Foto: Vatican Media

Asimismo, destacó el hecho de que, ante la destrucción realizada por el Estado Islámico de una parte importante del patrimonio Iraquí, jóvenes musulmanes y cristianos ayudaran como voluntarios a reconstruir iglesias y monasterios, “construyendo amistades fraternas sobre los escombros del odio”.

Finalmente, el Papa Francisco hizo una mención especial a Siria, donde la guerra iniciada hace 10 años dejó más de 387 mil muertos. “La paz no exige vencedores ni vencidos -dijo-, sino hermanos y hermanas que, a pesar de las incomprensiones y las heridas del pasado, se encaminen del conflicto a la unidad… Pidamos en oración por todo Oriente Medio, pienso en particular en la vecina y martirizada Siria”.

Llanura de Ur de los Caldeos, lugar bíblico

La llanura de Ur de los Caldeos es un lugar muy evocador, debido a su gran esplendor y a su importancia simbólica por las referencias bíblicas de los inicios de Dios con el hombre: es en esta tierra donde nació Abraham, y donde por primera vez le habló Dios.

Ur de los Caldeos es mencionada en el Génesis; ahí fue donde Dios le dijo a Abraham:“Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tus padres, para ir a la tierra que yo te voy a mostrar. Con tus descendientes voy a formar una gran nación; voy a bendecirte y hacerte famoso y serás una bendición para otros. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; por medio de ti bendeciré a todas las familias del mundo”.

La Biblia narra que Abraham salió de esta tierra tal y como el Señor se lo había ordenado, y que se dirigió a Canaán acompañado de su esposa Saraí, su sobrino Lot y también todas las cosas que tenían, su ganado, y la gente que habían adquirido en Herán”.

Sitio emblemático en la Llanura de Ur de los Caldeos.

Abraham llegó a Cannán y atravesó hasta llegar a Siquem, donde Dios le volvió a hablar y le dijo: “Esta tierra se la voy a dar a tu descendencia”. Luego se fue a la región montañosa que está al Este de la ciudad de Betel. Después siguió su camino hacia Neguev.

En aquellos años hubo una gran escasez de alimentos en esa región y Abraham se fue a vivir a Egipto algún tiempo; luego volvió a Neguev y se separó de su sobrino. Él permaneció en Canaán y Lot se fue a vivir a las ciudades del valle, cerca de la ciudad de Sodoma.

Dios hizo un pacto con Abraham y le dijo. “Yo soy el Señor; yo te saque de Ur de los Caldeos para darte esta tierra como herencia.”

El Papa Francisco ahora ha visitado Ur de los Caldeos, un importante territorio en el que están involucradas las tres religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

Con información de Carlos Villa Roiz

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775