Opinión

Cuarentena

Han circulado varios mensajes haciendo una comparación de los tiempos que estamos viviendo con escenas bíblicas. Sabemos que Noé y su familia, pasaron cuarenta días en el arca durante el diluvio.

El pueblo judío, cuarenta años de peregrinar en el desierto durante el Éxodo, cuarenta días de Moisés en la montaña para recibir las tablas de la ley y cuarenta días pasó Jesús en el desierto preparándose para su misión.

La comparación numérica es obvia, pero ¿Qué tal las similitudes de fondo?

La Cuaresma es un tiempo litúrgico de cuarenta días, para prepararnos a vivir nuevamente la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, no como un hecho histórico sino como una enseñanza real, viva y perene.

Cuaresmas van y cuaresmas vienen y muchos seguimos empecinados en no cambiar, en seguir siendo los mismos. Como en las cuaresmas, esta cuarentena, la del Covid-19 ¿Nos dejará igual?

Los periodos que mencioné en la introducción, diluvio, éxodo y ayunos de Moisés y Jesús, evidenciaron un cambio en quien los vivió. Después de salir del Arca, Noé tuvo que sentar las bases para una nueva sociedad. Tras el éxodo, los israelitas aprendieron a dejar atrás lo que los alejaba de Dios y a obedecer y confiar.

Moisés bajó de la montaña con la Ley, esa que nos ahorraría muchos problemas si todos la cumpliéramos y Jesús nos dejó la gran enseñanza que podemos aplicar diariamente, acerca de cómo vencer las tentaciones.

El principal objetivo de la Cuarentena del Covid-19 está en no acelerar el contagio para evitar que colapse el sistema de salud, pero para ti, como católico ¿Qué otros objetivos te puedes plantear para aprovechar este aislamiento en casa?

Si salimos de esta etapa sin contagiarnos del virus, bien, pero si salimos fortalecidos en la fe por la constante reflexión y oración, muchísimo mejor.

Los periodos de 40 días los utilizó siempre nuestro Señor para dejarnos una enseñanza, pídele a Dios que te ilumine para saber qué es lo que quiere que aprendas en estos tiempos.

Comentarios