San Judas Tadeo no protege delincuentes ni hace milagros

Leer más
COLUMNA

In Principio Erat Verbum

15 de mayo, tareas pendientes

Jesús de Nazaret, Maestro por excelencia, nos mostró que no se trata sólo de enseñar sino de formar mujeres y hombres serviciales, que entiendan que el talento debe ir acompañado de humildad

13 mayo, 2024
POR:
Autor

Consultor en temas de seguridad, justicia, política, religión y educación. 

Es probable que muchos recordemos a aquel docente que con paciencia nos enseñó a sumar, multiplicar o leer, que se esforzaba por buscar las mejores estrategias para que uniéramos el sentimiento con el aprendizaje, que comprometido aún llegaba a su casa a preparar la clase del día siguiente, y que estoy convencido su vocación convertía los contratiempos en oportunidades para reinventarse y continuar su camino a través de la enseñanza.

Mañana se conmemora el día del maestro en México, y es un buen momento para realizar un merecido reconocimiento a quien es una de las figuras que más influyen en las niñas, niños y jóvenes, sin embargo, además también es importante admitir que aún enfrentamos carencias significativas en el rubro docente.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

Entre los problemas más palpables se encuentran: la falta de remuneración adecuada, la ausencia de capacitación suficiente, el exceso de alumnos y horas laborales, y por supuesto, la deficiente infraestructura y la falta de herramientas tecnológicas para desempeñar su labor.

En datos del Instituto Mexicano para la Competitividad, los docentes ganan, en promedio, 10,650 pesos mensuales, un ingreso en sí mismo bajo, pero además es 17% inferior a lo que ganan otros profesionistas, y como sabemos el trabajo no sólo se limita al tiempo en aula, en otros países se dedican en promedio 700 horas al año a la preparación y revisión de evaluación cuando en nuestro país este número incrementa a 1,000 horas.

Y aunque es bien cierto que la docencia es una de las labores que requiere una verdadera vocación, ésta no tendría que traducirse en un sacrificio; los profesores son necesarios, pero tal parece que nuestro país ha perdido un poco de vista sus necesidades e importancia, ya que incluso en información de la OCDE tampoco en cuanto al rubro de capacitación nos encontramos en números positivos, y es que al menos 24% de los profesores en México no tiene la preparación necesaria para impartir clases, mientras que el 60% no posee o no asiste a programas de actualización



La calidad de los planteles es una parte del rezago en el sistema educativo mexicano, y el 31% de las escuelas de educación básica presenta daño estructural y el 63% no cuenta con servicios de Internet, sin mencionar que además muchas de ellas no cuentan con los sistemas básicos de drenaje o agua potable, además de que no tienen sanitarios adecuados.

Sí, es un día para conmemorar, pero también se debe admitir que la educación tiene que reinventarse, pero sobre todo centrarse en lo verdaderamente importante: impulsar y contribuir al bienestar del docente. No olvidemos que Jesús de Nazaret, Maestro por excelencia, nos mostró que no se trata sólo de enseñar sino de formar mujeres y hombres serviciales, que entiendan que el talento debe ir acompañado de humildad y amabilidad, pero sobre todo que no olviden que el amor al prójimo debe ser el principal objetivo.

Más artículos del autor: Día del niño: Agenda pendiente

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n




Autor

Consultor en temas de seguridad, justicia, política, religión y educación. 

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal