Así se vivió la consagración de la Arquidiócesis de México al Sagrado Corazón de Jesús

Leer más
COLUMNA

Espacios seguros

El rostro de la misericordia

El acompañamiento pastoral a los jóvenes que enfrentan violencia es una expresión concreta del amor misericordioso de Dios.

15 mayo, 2024

El Papa Francisco, en “Christus Vivit”, llama a la Iglesia a ser un refugio seguro para adolescentes y jóvenes, un lugar donde puedan encontrar consuelo, comprensión y guía espiritual en medio de las
tormentas de la vida.

Se pueden plantear 5 acciones:

1.Crear espacios seguros, proporcionando entornos acogedores donde los jóvenes puedan expresar libremente sus experiencias de violencia.

  1. Formación para líderes, a fin de reconocer los signos de violencia y abuso en los jóvenes, así como para ofrecer un acompañamiento compasivo y adecuado desde una perspectiva cristiana, y con procedimientos claros.
  2. Ofrecer programas de apoyo; programas pastorales dirigidos a jóvenes que han experimentado violencia, brindándoles apoyo y asesoramiento.
  3. Promover la justicia, trabajando en colaboración con las autoridades civiles y otras organizaciones para garantizar la protección de los jóvenes y la rendición de cuentas por los actos de
    violencia.
  4. Fomentar la educación, educando a la comunidad eclesial sobre la realidad de la violencia que enfrentan los jóvenes, fomentando una cultura de respeto, compasión y solidaridad en la
    Iglesia y la sociedad en general.

El acompañamiento pastoral a los jóvenes que enfrentan violencia es una expresión concreta del amor misericordioso de Dios. A través de nuestro compromiso con la justicia, la compasión y la solidaridad, podemos ser instrumentos de esperanza y sanación en un mundo herido y necesitado.



Más artículos del autor: 7 claves preventivas




Creatividad de Publicidad

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal