El TEPJF y las elecciones

Leer más
COLUMNA

Compromiso social de la fe

Mentiras sobre la superación de la pobreza

A mediados de agosto se presentaron los informes oficiales del INEGI y del CONEVAL sobre la situación de la pobreza en México, con datos estadísticos al cierre de 2022. Se puede afirmar que aproximadamente unos cuatro millones de mexicanos han superado el nivel de pobreza en relación a 2018, pero simultáneamente ha aumentado la pobreza […]

11 septiembre, 2023


A mediados de agosto se presentaron los informes oficiales del INEGI y del CONEVAL sobre la situación de la pobreza en México, con datos estadísticos al cierre de 2022. Se puede afirmar que aproximadamente unos cuatro millones de mexicanos han superado el nivel de pobreza en relación a 2018, pero simultáneamente ha aumentado la pobreza extrema, de tal forma que a los más de nueve millones que había en esta situación, han ingresado otros ochocientos mil mexicanos, especialmente en ambientes rurales.

Junto a esta información, también se da cuenta que de 20 millones que no tenían acceso a servicios públicos de salud en 2018, ahora debemos añadir a otros 30 millones que están desamparados en cuanto a atención médica y medicamentos, llegando a la impresionante cifra de más de cincuenta millones.

También se ha hecho notar en las estadísticas una sensible baja en cuanto a alumnos y, de igual manera, en la calidad de servicios en el sistema educativo nacional.

Combinando todos estos elementos nos damos cuenta que de ninguna manera ha mejorado la situación social de los mexicanos. Un botón de muestra es el aumento de los migrantes mexicanos, de todos los niveles sociales, a los Estados Unidos, a Canadá y a muchos otros países. Adicionalmente, se debe señalar que la clase media ha disminuido en sus estratos altos, tendiendo a concentrarse hacia la clase media baja.

Con todos estos elementos juntos no podemos justificar la celebración que hace el gobierno actual, comenzando por Presidente seguido por sus colaboradores, ya que si bien, los subsidios a los adultos mayores y algunos otros recursos para casos especiales han ayudado a tener un poco de solvencia, lo cierto es que esto se anula por varios factores, el primero de todos, por el aumento en gastos médicos y medicamentos y la deserción de niños y jóvenes en las instituciones educativas, además del rezago general como consecuencia de la pandemia que hemos vivido.



La deuda social del Estado mexicano hoy es más grande que en el 2018, causada por la política de austeridad aplicada por este gobierno a tareas tan importantes como la salud, la educación, la seguridad y el desarrollo, para privilegiar la realización de tres o cuatro proyectos prioritarios que no tienen mucho futuro, como el tren maya o la refinería dos bocas. Las remesas y la política social usada con fines electorales, no son suficientes para ocultar la pobreza en el país y las mentiras oficiales.

Más artículos del autor: El Pacto Educativo en México

P. Mario Ángel Flores Ramos es Director de la Doctrina de la Fe en el Arzobispado de México; Director del Observatorio Nacional de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Miembro de la Comisión Teológica Internacional que asesora al Papa y Consultor del Dicasterio para la Cultura y la Educación en la Curia Romana.

*Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la Fe.




Creatividad de Publicidad

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal