Opinión

Recibir esperanza esta Navidad

Navidad es más que una fecha, es la celebración de un hecho. Además del nacimiento de Jesús, en el caso de las y los católicos, tenemos la oportunidad de festejar la llegada de la libertad y la paz y la promesa de que, todas las personas que se sienten oprimidas y deprimidas en esta pandemia por COVID-19, recibirán un mensaje de salvación y esperanza. Es necesario que estemos listos.

¿Cómo tener sentimientos de tranquilidad, felicidad, gratitud e ilusión, en una época de contingencia, en la que muchos estamos abrumados, cansados, preocupados por nuestra salud y la de los otros?


La respuesta está en nuestro interior, como personas, y en la unidad, como comunidad. Si en nuestro interior sabemos que hay la posibilidad de protegernos, si confiamos en nuestra comunidad, podremos enriquecer nuestro espíritu y podremos notar los hechos que nos traen la promesa de que todo mejorará.

Este miércoles recibimos una noticia maravillosa. El Gobierno federal, con la contribución de la cancillería, a cargo de Marcelo Ebrard, la Secretaría de Salud, a cargo de Jorge Alcocer, y de todo un equipo comprometido con la ciudadanía, recibieron el primer embarque de vacunas contra la COVID-19. Es una excelente gestión y un inicio para proteger nuestra salud.

En San Luis Potosí, la médica cirujana Brenda Zúñiga Blanco ya  se convirtió en la primera persona en recibir en Estados Unidos la vacuna contra el coronavirus, desarrollada por las empresas Pfizer y BioNTech. También esta acción, de una sola persona valiente, significa la apertura a la protección de las y los médicos que tanto lo necesitan en esta época.

Pero no sólo eso, cada que nos enteramos que ya se recuperó una persona de nuestra comunidad que estuvo contagiada, es una excelente noticia para todos. Nos hace recordar que con cuidado, apoyo y responsabilidad podemos salir adelante.

Estamos recibiendo un claro mensaje positivo, una epifanía. Es necesario que estemos atentos para escuchar. Si, aún necesitamos un refuerzo para sanar y tener paz en nuestro interior, no dudemos en pedir ayuda.

En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México estamos para dar ese aliento que necesitan las personas a cualquier hora y día, por supuesto también en esta Navidad, en la Línea de Seguridad y Chat de Confianza 55 5533-5533.

Abrimos, incluso nuestro servicio para quienes han sido unos verdaderos ángeles: las y los integrantes del personal de salud. Les atendemos y escuchamos para ayudarles a reponerse de un trabajo tan demandante, comprometido y solidario que hacen para cuidarnos.

ccEstamos más unidos que nunca a la distancia. Esto atraerá, por consecuencia, mucha luz.

No estamos solos, no estamos solas. Felices fiestas a todos

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

 

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios