Historias ciudadanas

Paz y la solidaridad: los premios más importantes

La mano de Mutaz Essa Barshim, originario de Qatar, y la de Gianmarco Tamberi, de Italia, se elevan entrelazadas hacia el cielo. Hay un destello dorado en sus miradas. Ambos se llevaron el primer lugar en la competencia de salto de altura en Tokio 2020. Pero ganaron algo más significativo: la amistad, un gesto de solidaridad y de apoyo mutuo.

El domingo 1 de agosto, ambos atletas consiguieron la misma marca: 2.37 metros de altura. Podían continuar la competencia por el desempate, pero decidieron no hacerlo. Cada uno conocía las lesiones y las dificultades que pasó el otro para llegar a ese punto. Por eso, decidieron parar la rivalidad y compartir el podio.

Sin duda, estos Juegos Olímpicos nos regalaron decenas de imágenes donde la paz mental, el amor y el reconocimiento al prójimo fueron más fuertes que la oportunidad de derrotar al de enfrente. Eso vale, y mucho.


Como decía el Papa Juan Pablo II: “Todo tipo de deporte lleva consigo un rico patrimonio de valores: el entrenamiento a la reflexión, el uso justo de las propias energías, la educación de la voluntad, el control de la sensibilidad, la preparación metódica, la perseverancia, la resistencia, la generosidad hacia los vencidos, son un complejo de realidades morales que contribuyen válidamente a formar al cristiano”.

Por ejemplo, la decisión de Simone Biles de retirarse por su salud mental y para evitar una lesión. Las niñas de skateboarding, que se apoyaron entre todas al ser su primera oportunidad de estar en los Juegos Olímpicos. Los abrazos y rostros de más de 10 mexicanas y mexicanos, que, aunque no consiguieron medalla, llegaron a cuartos lugares históricos.

Son historias inspiradoras. Cada una de ellas y de ellos nos dan un ejemplo invaluable, sobre todo en esta etapa de la pandemia: nuestro esfuerzo importa, aunque no tengamos los resultados que los demás esperan. La unión, ayuda y empatía hacia el otro valen más que la competencia desmedida.

Si a ti, en estos momentos te cuesta trabajo reconocer tus logros o quisieras trabajar en la bondad y las relaciones sanas con los demás, podemos ayudarte. En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México brindamos atención psicológica gratuita para todas las personas en la Línea de Seguridad y en el Chat de Confianza 55 5533-5533.

Que la solidaridad y la paz sigan siendo parte fundamental del espíritu olímpico y del deporte en general. Que también sean valores que trabajemos y construyamos día a día. Entre todas y todos podemos ayudarnos, incluso en los momentos más difíciles. Ese será el premio más importante que podamos conseguir.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

Comentarios