¿Libros de texto ideológicos?

Ante la convocatoria de la SEP para modificar los contenidos de los Libros de Texto Gratuitos, encendemos las siguientes señales de alerta:

Leer: El derecho de los niños a aprender

  1. Si los expertos afirman que hacer o modificar un libro no es un proceso sencillo, levantamos una alerta ante la falta de información clara y concreta sobre cuál es el proceso para el diseño de los contenidos de esos libros.
  2. Hacer o modificar un libro con prisa, sin claridad en los tiempos, sin el estudio y la metodología correspondiente, sin el orden adecuado, corremos el riesgo de hacerlo mal, con errores, con ocurrencias, con ausencia pedagógica.
  3. Transformar los libros de texto sin convocar a los expertos, a las organizaciones sociales, a los ciudadanos, a la comunidad educativa y a la sociedad en general habla mas de una consigna ideológica que de un proceso educativo eficaz.
  4. Los procesos pedagógicos, incluidos los de contenidos, deben apegarse a criterios y principios de objetividad blindados, libres de cualquier ideología, encaminados a la verdad y al aprendizaje.
  5. Es cierto que se trata, para algunos, de simples materiales de apoyo, pero para otros, en el único instrumento para llevar a cabo el proceso enseñanza – aprendizaje, por lo que no podemos tomarlos tan a la ligera.
  6. Hacerlos mal, con errores, con prisas, no nos permitirá perfeccionar las actividades y los ejercicios que provoquen a cada estudiante revisar, practicar y pensar los contenidos que mandatan los programas de estudio.
  7. No apegarnos a un proceso de excelencia en el diseño de esos libros provocará que las imágenes, los problemas, los textos, las preguntas, las dinámicas no generen las provocaciones cognitivas que les permitan a los alumnos la profundización en los temas.
  8. Sin una claridad de lo que se debe cambiar previo diagnóstico, sin un modelo psicológico y pedagógico adecuado nos llevará a sugerir actividades y ejercicios que nada tienen que ver con una formación integral y si con un capricho o una
  9. Obviar el consenso de los maestros, de los especialistas y de los padres de familia cuando de temas delicados y espinosos se trate, nos llevará a diseñar libros de texto mas parecidos al libro ideológico y de adoctrinamiento de una dictadura.
  10. Los expertos recomiendan apegarse al proceso evolutivo y de pensamiento de los estudiantes, es decir, a procesos pedagógicos que tomen en cuenta la edad, el pensamiento y las capacidades de los alumnos.
  11. Rediseñar los libros de texto con los defectos planteados nos orilla a pensar que se trata de eliminar de nuestros hijos su capacidad de pensar con libertad, de tomar decisiones con conocimiento y de desarrollar su pensamiento crítico.
  12. Y formar nuevas generaciones sin libertad de pensamiento, sin capacidad de toma de decisiones con información previa y sin capacidad de un análisis crítico de las cosas, es formar los esclavos de una nueva dictadura.
  13. Por el riesgo de una manipulación ideológica de la historia, de un adoctrinamiento de nuestros hijos y de unos contenidos alejados de la excelencia educativa, pedimos se detenga este proceso apresurado de reforma a los libros de Texto.
  14. Su proceso les va a negar el derecho a los alumnos de estar bien informados de lo que van a hacer en el futuro, de sus alternativas y ayudas que pueden encontrar y de las consecuencias de su acción a corto, mediano y largo plazo: estarán adoctrinados.
  15. No queremos que nuestros hijos aprendan que algo es porque lo dice el estado y, si lo dice el estado, tiene razón, y si lo dice el estado no tiene por qué probarlo, y si lo dice el estado, nadie puede opinar o afirmar lo contrario.
  16. Si hoy permitimos esto, mañana nos dirá el estado que será una infracción grave la elaboración, utilización o difusión de contenidos y materiales didácticos contrarios los nuevos contenidos ideologizados, de adoctrinamiento y contrarios a la excelencia educativa.
  17. ¿Quién nos garantiza que en los nuevos contenidos no venga una hostilidad declarada a la realidad verificable? ¿Quién nos garantiza que no incluirán invenciones y mentiras como si fueran hechos?

Pongamos un alto a este despropósito porque lo que está en juego es la formación de los futuros ciudadanos: responsables, libres y participativos.


*Leonardo García Camarena es Presidente Nacional de la Unión Nacional de Padres de Familia

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios