Catedral: arte y cultura

El Señor del Cacao, ¿por qué acuden a él los constructores?

Nuestra bellísima Catedral Metropolitana de la Ciudad de México cuenta con muchas y magníficas imágenes que representan a Cristo, en diferentes momentos de su vida.

Una de las imágenes más antiguas, de mucha tradición y muy venerada, es la nombrada Señor del Cacao, que representa a Jesús en el momento de la coronación de espinas.

Te puede interesar: Piden ayuda al Señor del Cacao para seguir reparando la Catedral 


El Señor del Cacao estará en el Altar de Reyes de Catedral, como forma de motivar la colecta. Foto: María Langarica.

El Señor del Cacao estará en el Altar de Reyes de Catedral, como forma de motivar la colecta. Foto: María Langarica.

Su nombre proviene de cuando se estaba construyendo la Catedral, ya que la sagrada imagen se colocó afuera bajo Palio, junto a la barda del atrio, hacia la Plaza Mayor, para solicitar limosnas en favor de su construcción.

Ante la falta de moneda fraccionaria, los fieles dejaban granos de cacao a los pies del Cristo, como tributo; en aquel tiempo esa semilla tenía función monetaria de mucho valor y ayudó a la obra y mantenimiento de la Catedral, por lo que el pueblo lo llamó cariñosamente Señor del Cacao.

También la devoción popular afirma que, así como ayudó a la construcción del edificio catedralicio, igualmente ayuda a los que están realizando alguna construcción.

Otros artículos de la autora: Siete imágenes de Cristo en la Catedral de México

Es una escultura muy liviana, pues fue modelada con médula de pasta de caña de maíz, policromada y repintada, anónima del s.XVII, tiene pelo natural urdido sobre una trama antigua y también aplicación de pestañas naturales. Ha sido repintada por el posible deterioro que pudo haberle causado su exposición al exterior.

La corona de espinas con potencias que lleva sobre su cabeza es de plata dorada; las potencias simbolizan tres de sus atributos que representan su perfección:

Omnisciente o infinitamente sabio, porque Él tiene el conocimiento de todas las cosas.
Omnipotente o todo poderoso, porque Él tiene el poder absoluto de todas las cosas.
Omnipresente, porque Él está presente a la vez en todas partes.

Los datos históricos dicen que hay dos pinturas de la Catedral que prueban de manera precisa que, durante esa época al menos, el Señor del Cacao estuvo afuera: una de 1725 y otra de 1764, y que posiblemente éste año fue el último que estuvo en el exterior.

Los trabajadores colocaron de forma temporal al Señor del Cacao en el Altar de los Reyes. Foto: María Langarica.

Otros artículos de la autora: La Virgen de Guadalupe en la Catedral de México

La imagen ya dentro de la Catedral fue colocada en la Capilla de san José, en el muro del encasamento, dentro de una vitrina barroca que hasta la actualidad ahí se encuentra; en ella hay una cartela la cuál dice que el Arzobispo Manuel Rubio y Salinas concedió una serie de indulgencias a quien visitara la imagen en determinadas fechas.

El arzobispo Rubio y Salinas ocupó la sede metropolitana de 1749 a 1765, por ésta razón puede suponerse que el Señor del Cacao entró a la Catedral en la fecha antes mencionada. Además, cuando en 1792 se cambió la barda del atrio por la que se constituyó como el famoso Paseo de las Cadenas del s.XIX, no se hizo ninguna referencia de que el Cristo estuviera ubicado ahí.

En el año 2003 la imagen fue sacada de su vitrina para acercarla a la reja de la capilla y así estuviera más accesible a los feligreses.

¿Te gustó su historia?
Si piensa visitar la Catedral para conocer,  pedirle ayuda o darle gracias al Señor del Cacao, pueden deja tu ofrenda que servirá para continuar con la restauración y mantenimiento de nuestra majestuosa Catedral Metropolitana de México.

*María del Socorro Sentíes Corona es guía de la Catedral de México. 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios