Historias ciudadanas

Acompañar a las y los docentes por su salud mental

Para Dulce, una profesora de una secundaria pública en la Ciudad de México, encontrar la forma de motivar a sus alumnos fue más difícil de lo que pensó.

Comenzó las clases presenciales con mucho ímpetu, después de meses de enseñanza en línea, y decidió ver menos a su familia y conocidos para reducir el riesgo de contagio de Covid-19, pero al poco tiempo un amigo suyo falleció. La angustia y depresión complicó los planes de la maestra, quien ya recibe apoyo emocional para salir adelante.

Hay muchas profesiones que han sido realmente resilientes en esta pandemia; ser profesora o profesor es una de ellas. A este ciclo escolar 970 mil volvieron a las aulas, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Educación Pública.


El próximo 5 de octubre se conmemora el Día Mundial de las y los docentes, el pretexto ideal para reconocerles y recordar a la comunidad la importancia de mantenerse atenta de los encargados de crianza que tanto han hecho por guiar y apoyar a personas de todas las edades.

¿Qué hacer para apoyarles? Es necesario formar colectivos, redes de apoyo, más allá de la familia, donde ellas y ellos se sientan comprendidos, escuchados y apoyados, que se les reconozca como personas que, si bien tienen la responsabilidad de educar, también necesitan atención emocional.

Tomemos el ejemplo de Juan Bautista de La Salle, quien decidió dejar su familia de juristas que tenía cierto reconocimiento en la sociedad, para dar clases a niñas y niños abandonados o en situaciones difíciles. Pero su labor no se quedó ahí.

Formó grupos de maestros que se congregaron y dormían en un mismo lugar para mantener la unidad y la actitud de servicio a la causa. Así se desarrolló la comunidad de Hermanos de las Escuelas Cristianas, tan importante en la historia de la humanidad.

Es cierto que debido a la pandemia es complicado organizar reuniones en donde las y los maestros puedan apoyarse, hablar de sus experiencias y compartir aprendizajes. Sin embargo, sí podemos acercarles la información de organismos que pueden brindarles la atención psicológica y el cuidado emocional que tanto necesitan.

En la Línea de Seguridad y en el Chat de Confianza del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, ambos con el número 55 5533-5533, atendemos diariamente a profesores que han hecho todo lo posible por salir adelante ellos mismos y por ayudar a sus alumnos contra el miedo, la ansiedad y la depresión.

Es momento de recordar que, además de profesionales, son personas que necesitan del acompañamiento de familias, estudiantes y otros sectores para ejercer su labor de una forma más integral. Proteger su salud mental es también responsabilidad de la comunidad. Esa es la mejor forma de celebrarles en esta fecha.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

Comentarios