Opinión

Angelus: El cuadrante para resolver las preocupaciones

DIBUJA UNA LÍNEA vertical que divida en partes iguales una hoja de papel en blanco; ahora traza una segunda línea pero horizontal, de modo que resulten los cuadrantes clásicos de un plano cartesiano; tendrás cuidado de que todo lo que escribas a la derecha (arriba y abajo) entrará en la categoría de la “realidad”, y lo que escribas a la izquierda corresponderá a la “imaginación”; además, todo lo que escribas en la parte superior será agradable, positivo, bello, enriquecedor; y lo que escribas en la parte inferior será desagradable, negativo, feo, empobrecedor…

SI TALES CUADRANTES los sobrepones a la carátula de un reloj convencional, te darás cuenta que en el espacio que corresponde de las 12 a las 3 horas estarás escribiendo los valores, los éxitos y logros tanto de tu vida personal como de la sociedad (es la “realidad positiva”, ¿vale?) ; en el cuadrante que corresponde de las 3 a las 6 horas escribirás lo que se presenta como problema, como riesgo o reto (es lo que podríamos señalar como “realidad negativa”, ¿ok?)…

DATE TU TIEMPO y continúa este sencillo ejercicio que parece complicado pero NO lo es; ahora escribe en el cuadrante que corresponda de las 6 a las 9 horas todo lo que son chismes, monstruos o fantasmas que inventas o que te imaginas (eso corresponde a la “imaginación negativa”, ¿cierto?); y concluye escribiendo en el espacio que corresponde de las 9 a las 12 horas todo lo que son ideales, proyectos, buenos deseos (eso corresponde a la “imaginación positiva”, ¿de acuerdo?)…

YO NO TENGO PRISA –y espero que tú tampoco- en escribir con la mayor claridad posible en tu hojita de papel y llenar cada cuadrante con las palabras correspondientes; palabras que correspondan a tu vida personal o familiar, al entorno social, al ambiente político o económico, a lo que vives en tu parroquia, a lo sucede en la escuela de tus hijos o en tu entorno laboral; así que date tu tiempo aunque le tengas que poner pausa a esta lectura, ¡nada más no te hagas bolas!…

YA QUE HAYAS ESCRITO lo suficiente, mira el resultado: de las 12 a las 3 tendrás todo lo que debes disfrutar y compartir (es el fruto del trabajo y el esfuerzo); de las 3 a las 6 todo lo que debas resolver y en lo que debas ayudar (ahí está lo que te preocupa y que puede mejorar); de las 6 a las 9 aparecerá lo que necesite desenmascararse y destruirse (¡fuera!, ¡fuera!); y de las 9 a las 12 lo que debas cultivar y fomentar (¡ojalá con eso se prepare un futuro mejor!)…

MIENTRAS TÚ LEES y piensas y escribes, yo me fui a preparar un café con leche y galletas (de 12 a 3); pero estuve pensando en los que no tienen la posibilidad ni de café, ni de leche, ni de galletas (de 3 a 6); ya que tuve mi antojo en la charola y me fui a sentar delante de mi ventana para disfrutarlo, sospeché que en lugar de azúcar le había puesto sal, que la leche estaba agria y que las galletas estaban rancias (de 6 a 9); ¡já!, eso era falso y continué calculando de qué modo voy a hacerle para que muchos otros disfruten un buen café con leche y galletas (de 9 a 12) en un rato de relax…

ESTOY MUY SEGURO que sigues leyendo (12/3) y eso me da gusto; no estoy tan cierto de que me entiendas (3/6) pero eso tiene solución; sospecho que ya estás pensando “¿y todo esto para quéééé?” (6/9), y en realidad eso no me preocupa ni me atormenta; y sé que no echarás en saco roto este ejercicio y de todos modos lo pondrás en práctica antes o después (9/12), cosa que me está sacando una sonrisa de oreja a oreja…

YA LLEGA AGOSTO y me gustaría ponerle un apellido acorde a su tamaño y belleza, que esté en consonancia con festejos y celebraciones propias de esta Arquidiócesis, así como al tiempo de vacaciones escolares de verano que se extiende hasta el domingo 25, que además me comprometa a proponer aunque sea “alguito” para que el señor Agosto no se vaya así, tan en seco; y si no tienes objeción -querido lector- le podría nombrar: “Agosto, mes de la Catedral”…

POR LO PRONTO te diré que en agosto se da un reconocimiento a sacerdotes que en 2019 cumplen 25 o 50 años de ordenación (día 5); además es la fiesta de la Asunción de la Virgen María (día 15), titular de la Catedral; y los miércoles (7, 14, 21 y 28) -¡también el 31 de julio!- en que se presenta el espectáculo “Voces de Catedral” (20 hrs.), tendrás un 30% de descuento presentando leída, estudiada y entendida este columna que ya está jubilosa por comenzar a gusto el mes de agosto, en donde también tendremos una edición especial de “Noche Santa”, de la que ya te informaremos…

Lee: De valores, lealtad y complicidad