Opinión

Andar de prisa es del diablo

ANDAR DE PRISA -siempre lo he dicho- es del diablo, y hoy así me traen; que si la edición debe terminarse antes por aquello del “puente”, que aprovecharemos para tomar un descansillo mayor, que apúrele, que ya estoy apurado, que yo sí acabo, que ya te tardaste; ante tales vericuetos, me viene a la memoria la leyenda conque terminaban aquellas novelas impresas de los años 60’s: cualquier coincidencia con la semejanza es mera realidad parecida…

DIOS HIZO EL UNIVERSO -en general- en cuatro días, el quinto llenó los mares de seres vivientes, el sexto se ocupó de colmar la tierra firme con cuadrúpedos, reptiles, aves, insectos, bacterias, virus y del hombre, y -finalmente- el séptimo día descansó; ¡hermoso relato pedagógico y ordenado para hablar de Dios providente, previsor, que hace todo a su tiempo y en etapas lógicas!, ¡precioso relato que no da una explicación científica, pero que llena el corazón humano, hambriento de razones e ideales!…

Leer: Ángelus dominical: Las obras de misericordia

SI UN VENDEDOR te pone de prisa porque son las últimas prendas, o se acaban los días de oferta, si un abogado dice que hay que acelerar el proceso y entonces ¡éntrale con tu moche!, si un padrecito te ofrece la primera comunión de tu chilpayate con preparación “exprés” de tres semanas que se reducen a tres sábados y sólo dos horas por la mañana, ya tienes razón para pensar que todo eso es del diablo porque está marcado por la prisa, sazonado con la ansiedad, sancochado con la ventaja fácil y aderezado por nada consistente…

Y CON LA URGENCIA de entregar a tiempo mi colaboración, te diré tres cosas, y aquí va la primera: me encontré con un animalito que se llama kril, un pequeño eufausiaceo -como un camarón, pues- que en su especie constituye una biomasa marítima enorme, tal vez superada apenas por la hormigas (de ellas hablaremos en otra ocasión), y que es fundamental en la cadena alimenticia del planeta entero: sin kril, estaríamos prácticamente desaparecidos como especie humana…

MUY GREGARIO EL TAL KRIL, y eso le da ventajas y algún pequeño inconveniente, pero lo que me llama la atención es que de noche sube a la superficie de los mares (sobre todo en la zona Antártica) y por el día desciende a las oscuridades auxiliado por su capacidad bioluminiscente: es un manjar para pingüinos, ballenas, delfines, focas y todo animal hambriento; me enteré que si las poblaciones de kril llegaran a verse afectadas en su número y habitat, ciertamente vendría alguna catástrofe ambiental severa…

LA SEGUNDA COSA que pretendo compartirte se ubica en las inmensidades del desierto de Atacama, lugar excelente para la observación astronómica y en donde se ha ubicado una serie de enormes radiotelescopios interconectados entre sí y con distancia de varios kilómetros: el resultado son imágenes más nítidas y precisas de las logradas hasta el día de hoy; Galileo e Isaac Newton (entre muchos otros) estarían felices de poder utilizar tan asombrosa tecnología…

TE HAS DADO CUENTA que me gusta asomarme a estos escondrijos del mundo científico y la razón es muy sencilla: entre más abro los ojos mirando el universo, más me dan ganas de cerrarlos para agradecer a Dios por tantas y tan bellas cosas que sólo a Él se le pudieron ocurrir…

LA TERCERA COSILLA que te comparto es más doméstica y hasta rural: la yerba común y corriente brota y crece sin ton ni son, dondequiera y sin mayor utilidad humana directa, aunque forme parte la biodiversidad planetaria, y en la lista hay cizaña, abrojos, quiebraplatos, zacates, hiedras, malamujer, cardos, ricino, espinos, zarzas, y un elenco que resultaría espantoso a no ser por alguna utilidad que tal vez ignoramos…

ARBUSTOS, YERBAS Y PLANTAS que han sido domesticadas y cultivadas a lo largo de los siglos, son ahora parte importante en la dieta humana: calabazas, jitomates, apios, cilantros, quelites, chiles y gramíneas como el trigo, maíz, arroz; leguminosas que en su origen fueron hierba del campo, ahora son básicas en nutrición: frijoles, habas, lentejas; raíces y tubérculos no se quedan atrás: nabos, zanahorias, jícamas, papas, camotes, betabeles y un sinnúmero de plantas que han convivido con el ser humano por lo menos en los 20 últimos siglos…

ES NECESARIO EL TRABAJO y cultivo para aprovechar nutrientes y sabores, para encontrar el lado bonito y sabrosón de tanta y tanta planta que sirve de alimento al hombre y a los animales; y de aquí salto al terreno de tu propio corazón, pues de ahí puede brotar (loca y estorbosa) cualquier cizaña y zacate estorboso; y también de tu propio corazón (bien cultivado y abonado con nobles ideales) brotará una hierba aromática o unas preciosas violetas, lo mismo una jugosa sandía -como sonrisa que alcanza para muchos- que un racimo de exuberante de uvas rojas, negras, verdes, blancas o amarillas…

CON LA INVASIVA prisa de hoy, termino invitándote a la siguiente Noche Santa (sábado 22, ya te daré más detalles) y retomando las palabras de José Martí, siempre nuestro y actual, siempre universal y siempre como buen abono que ayude a florecer todo corazón: Cultivo una rosa blanca/ en junio como enero,/ para el amigo sincero/ que me da su mano franca;/ y para el cruel que me arranca/ el corazón conque vivo,/ ni cardo ni hortiga cultivo:/ ¡cultivo una rosa blanca!…