Sabías que
rmb

San Roque, un santo protector para los tiempos de pandemia

Cada 16 de agosto, la Iglesia Católica recuerda a este santo de origen francés. Conoce su historia.
San Roque es patrono de quienes padecen enfermedades contagiosas y de quienes son acusados falsamente.
San Roque es patrono de quienes padecen enfermedades contagiosas y de quienes son acusados falsamente.

Desde el siglo XVI, cuando san Roque fue canonizado, es común que se le rece cuando se presentan epidemias o pandemias, ya que este santo de la Iglesia desafiaba estas enfermedades y voluntariamente acudía a aquellos pueblos que estaban afectados con el fin de cuidar a los enfermos.

Roque nació en el seno de una familia ilustre en Montpellier, Francia, se cree que entre el año 1295 o el 1348.


Tras quedar huérfano de padre y madre a la edad de 20 años, Roque abandona este lugar, vende sus riquezas, las cuales repartió entre pobres y enfermos, y abrazó la regla de la Venerable Orden Tercera de San Francisco

Un santo de la caridad con los enfermos

Cuando se enteró que la peste asolaba Lombardía -al norte de Italia-, Roque acudió voluntariamente a atender a los enfermos. Se dice que a muchos los ayudó a recuperarse, a otros a bien morir.

Luego se dirigió a Roma, en una larga peregrinación, pues se iba deteniendo de pueblo en pueblo ayudando a las personas.

Pero fue en esta labor de atención que un día enfermó de peste, y para no contagiar a nadie decidió irse a vivir a un bosque cercano a Plasencia, Italia. Allí hubiera muerto de hambre de no ser porque un perro le llevaba diariamente un pan, que seguramente robaba de la mesa de su dueño.

Un día, el propietario del animal, intrigado por el cotidiano hurto, lo siguió hasta el bosque y allí conoció a san Roque, con quien entabló amistad. El dueño del perro lo invitó a su hogar y le curó las heridas.

Su regreso a Montpellier

Roque superó la enfermedad, y una vez que esto ocurrió regreso a Montpellier, Francia, su pueblo natal.

La ciudad estaba al borde de la guerra civil, y su tío era el gobernador quien, por una razón no esclarecida, lo señaló como insurgente y lo mandó a la cárcel, donde murió cinco años después, el 16 de agosto de 1327, se cree que para ese momento tendría 32 años.

La devoción a san Roque

San Roque es patrono de los peregrinos y de las personas que padecen enfermedades contagiosas, principalmente cólera y peste; de los enfermeros, cirujanos y de las personas que son acusadas falsamente. En algunos países es considerado patrono de los perros.

De Francia, se devoción se extendió a Venecia donde se fundó una cofradía con su nombre que se dedicó al hospedaje de enfermos de peste; luego al mundo germánico y a los Países Bajos.

Una de las iglesias más famosas dedicadas en su memoria se encuentra en Paris y la hizo edificar Luis XIV en 1653.

Su historia ha sido inspiración para los artistas.  Rubens, Tintoretto, Annibale Carracci, Francisco Ribalta y otros más pintaron a san Roque junto a su amigo perro.

En 2018, el Papa Francisco concedió un año jubilar por los 500 años del patronazgo que tiene sobre Santiago Compostela, en España, donde acuden miles de peregrinos a visitar la tumba del Apóstol Santiago, pero este patronazgo se concedió luego de que la ciudad entera lo invocara cuando se vio asolada por la peste en 1518.

Él también es patrono de varias ciudades e instituciones pías en el mundo.

En México, el nombre de San Roque lo llevan capillas, templos y plazas públicas, como la plaza en el centro de Guanajuato que data de 1726; hospitales, hoteles e instituciones de asistencia social.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios