San Rafael Arcángel, ¿por qué es intercesor por el amor?

El arcángel Rafael es considerado un poderoso intercesor por los novios y esposos, la razón está en el Antiguo Testamento.
El arcángel Rafael es considerado un intercesor por los novios y los esposos.
El arcángel Rafael es considerado un intercesor por los novios y los esposos.

San Valentín, ciertamente, es considerado como el santo patrono de los enamorados, pero el Arcángel Rafael mucho tiene que ver con el amor y la amistad, y también es considerado un santo protector de las parejas de esposos y del amor.

El origen de por qué las parejas pueden pedir su intervención y ayuda se desprende del libro de Tobías, que forma parte del Deuteronomio del Antiguo Testamento.

El arcángel fue enviado por Dios en forma humana para que acompañara en un viaje por el desierto a Tobías, un hombre piadoso que contaba con el aprecio del Creador, a fin de que lo protegiera y a su regreso pudiera desposarse con Sara. A ella la atormentaba un demonio llamado Asmodeo que le impedía unirse en Matrimonio, ya se había casado siete veces, y siempre, en la noche de bodas, el demonio había matado a sus esposos.


En su viaje, san Rafael y Tobías atraparon a un pez muy grande en el río. El arcángel le pidió que guardara las visceras del pez porque serían medicinales. Posteriormente, le pidió quemarlas en el lecho nupcial, y el olor alejaría para siempre al demonio.

Tobías y Sara hicieron lo que el arcángel Rafael les pidió, y oraron toda la noche en le primer día de su boda.

Por esta razón, los artistas de todos los tiempos representan a Rafael con un pez en la mano, pues lo consideran como protector de la salud y del amor, e incluso, Haydn compuso un oratorio dedicado a Tobías.

Este arcángel es mencionado varias veces en la Biblia ente ellas, en el Libro de Enoc y de su lectura se desprenden grandes valores.

El libro de Tobías, escrito posiblemente en arameo dos siglos antes de Cristo, es considerado por el catolicismo como un texto canónico, sin embargo, a través de los siglos, se ha prestado a discusiones en las que se han pronunciados san Agustín, el Papa Inocencio I, Atanasio, Epifanio de Salamiro, pero finalmente, en el Concilio de Roma en el año 382, fue considerado por la Iglesia canónico, pues, además, muestra importantes valores como es el caso de la sacralidad del amor.

El arcángel Rafael ha inspirado oraciones a Dios para que las personas puedan conseguir un amor durable y verdadero.

 

Puedes leer: Amarres de amor. ¿Puedo atar a una persona para siempre?