Sabías que

¿Quién fue San Felipe Neri?

Te contamos un poco de este santo cuya fiesta celebramos este 26 de mayo.
San Felipe Neri es considerado uno de los grandes evangelizadores. Foto: Zenit
San Felipe Neri es considerado uno de los grandes evangelizadores. Foto: Zenit

Este 26 de mayo, la Iglesia celebra a San Felipe Neri (1515-1595), el fundador de la Congregación del Oratorio que actualmente tiene 86 comunidades y presencia en 20 países. Cuenta con unos 500 integrantes en el mundo.

Leer: ¿Cuántos santos tiene la Iglesia?

San Felipe Neri vivió en los mismos años que otros importantes santos, entre ellos, Santa Teresa de Ávila (1515-1582), de modo que ambos eran de la misma edad, pero también, San Ignacio de Loyola (1491-1556), a quien conoció en 1544 y quien fue su amigo. En México, en aquellos mismos años vivió San Juan Diego, quien falleció en 1548.

San Felipe Neri recibió las primeras enseñanzas de los frailes dominicos del Monasterio de San Marcos, en Florencia. Estudió humanidades y hacia 1533, ya con una vocación religiosa bien definida, partió para Roma, donde estudió filosofía en la Universidad de la Sapienza y teología con los agustinos.

Felipe Neri sintió la necesidad de re-evangelizar la ciudad por lo que fue llamado el Apóstol de Roma y se convirtió en el mejor catequista de su tiempo; como laico que era, predicó en mercados y plazas públicas, visitó enfermos y practicó la caridad.

Leer: 6 santos patronos de las causas curiosas

Fue justamente en el año en el que falleció San Juan Diego y Fray Juan de Zumárraga, 1548, cuando Felipe Neri fundó la Confraternidad de la Santísima Trinidad, también conocida como Cofradía de los Pobres, que atendía a los peregrinos que asistían a Roma, entre quienes difundió la adoración al Santísimo y la devoción de las 40 Horas.

Por influencia de su confesor, decidió convertirse en sacerdote en 1551, y adquirió prestigio al administrar el sacramento de la penitencia.

Entonces decidió fundar el Oratorio que lleva su nombre, con un sencillo reglamento y así, nacieron los primeros padres oratorianos, Congregación que aprobó el Papa Gregorio XIII en 1575, y el Papa Paulo V confirmó sus Constituciones en 1612. El Oratorio recibió la ayuda de otro gran santo: San Carlos Borromeo.

El Oratorio se caracteriza por la libertad, es decir, no están sujetos a ningún voto, y cada Oratorio es independiente de los demás, aunque todos tienen el mismo modelo espiritual impuesto por San Felipe Neri.

San Felipe Neri fue beatificado por Paulo V en 1615, y canonizado por Gregorio XV en 1622.