Sabías que

Prepara en familia y con dedicación la Nochebuena

Este fecha es momento de unión, puede incluir dinámicas para disponer el corazón al Nacimiento de Jesús.
La Nochebuena, el gran momento
Preparación hacia la Nochebuena.

La Nochebuena es una oportunidad de compartir los alimentos en familia, pero más que eso, es una noche para recordar la razón que une a todos: el nacimiento de Jesús.

Leer: 4 consejos del Papa Francisco para vivir la mejor Navidad

Hay familias en las que esta fecha y sus tradiciones son de gran importancia, una de ellos son los Cervantes Guerrero, para los que la semana de preparación para la Nochebuena es un tiempo propicio para reflexionar y renovarse, a fin de recibir con espíritu limpio al Niño Dios.

Gabriel Cervantes es el último de los cuatro hijos de esta familia. Sus padres, José Luis y María Guadalupe, enseñaron a los cuatro hermanos a prepararse para la Nochebuena. “En nuestro caso no sólo es durante la semana previa, sino todo el año. De enero a diciembre, todos los días primero de mes prendemos una vela y oramos en torno a ella, nos recuerda que tenemos la luz de Jesús. El 24 de diciembre las llevamos todas a bendecir a la Catedral”.

Leer: 3 consejos para que esta sea la Navidad más feliz de tu vida

En Nochebuena, lo que la familia Cervantes Guerrero hace es preparar los cánticos con los que van a arrullar al Niño Jesús. “Y es que el arrullo no puede faltar en casa de mis padres. Cada año llevamos a bendecir nuestras imágenes, y al término de la Misa, nos dirigimos a casa y colocamos a uno de nuestros Niños Dios en un paño para el arrullo. Lo más bello es ver la emoción con la que nuestros niños participan, ya que ellos son concientes de que Jesús es un un Dios vivo, y que está representado en la figurita que arrullan”.

Leer: ¿Por qué arrullar al Niño Dios en familia?

A estas costumbres, que llevan décadas de arraigo, se han ido agregando otras, como el intercambio familiar, cuya condición es que no sea un regalo comprado, sino una manualidad, “que puede ser un dibujo, un Cristo de madera, o cualquier otra cosa que salga de la creatividad y del corazón”, señala Gabriel.

Comentarios