¿Por qué tres evangelistas se representan como animales?

La tradición de la Iglesia identifica a tres de los evangelistas con un león, un toro y un águila, ¿sabes por qué?
Los cuatro evangelistas. Foto: El búho de Minerva.
Los cuatro evangelistas. Foto: El búho de Minerva.

Desde los primeros siglos del cristianismo, la Iglesia primitiva identifica a tres de los cuatro evangelistas -Marcos, Lucas y Juan- con figuras de animales, mientras que a Mateo se le identifica con la figura de un hombre. 

Puedes leer: ¿Qué son y qué dicen los evangelios apócrifos? 

Estas figuras son conocidas como el “tetramorfos” (tetra, cuatro; y morfos, forma) y son habituales en la iconografía cristiana. Pero, ¿por qué se les representa así? 




El origen del tetramorfos 

El padre José de Jesús Aguilar, quien durante varios años fue responsable de la Comisión de Arte Sacro de la Arquidiócesis de México, explica en un video que el origen de esta representación está en la Biblia, específicamente en el primer capítulo del libro de Ezequiel, quien narra una visión sobre cuatro seres vivientes: 

“En cuanto a la forma de sus rostros, los cuatro tenían un rostro de hombre, un rostro de león a la derecha, un rostro de toro a la izquierda, y un rostro de águila. Sus alas estaban extendidas hacia lo alto: cada uno tenía dos alas que se tocaban entre sí y otras dos que les cubrían el cuerpo”.

El Tetramorfos. Foto: Wiki Commons.

El Tetramorfos. Foto: Wiki Commons.

En el Apocalipsis (4,6-8) san Juan también hace referencia a las cuatro figuras:

“Frente al trono, se extendía como un mar transparente semejante al cristal. En medio del trono y alrededor de él, había cuatro seres vivientes, llenos de ojos por delante y por detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo, a un toro; el tercero tenía rostro humano; y el cuarto era semejante a un águila en pleno vuelo”.

Pero -explica el presbítero- ni el libro de Ezequiel ni el Apocalipsis hablan de los evangelistas como animales.

Leer: 3 bellas oraciones de la Biblia narradas por el actor Enrique Rocha

”No. Hablan de seres en formas distintas (…) pero los teólogos y los artistas plásticos del cristianismo van a tomar estas cuatro figuras para hablar de estas cuatro evangelistas”.

Las cuatro figuras de los evangelistas como animales

Para explicar a detalle el significado del tetramorfos y por qué a cada evangelista se le identifica con una figura en particular, el padre José de Jesús cita el Diccionario de Temas y Símbolos Artísticos, escrito por James Hall. Aquí la explicación:

San Mateo Evangelista.

San Mateo Evangelista.

El Hombre- San Mateo

El hombre representa a Mateo porque su Evangelio comienza con el árbol genealógico de Cristo.

“De estos cuatro, el que representa a un hombre va a ser utilizado para representar a Mateo porque comienza con el árbol genealógico de Cristo, que se hace hombre”. 

San Marcos Evangelista.

San Marcos Evangelista.

El León- San Marcos

El Evangelio de san Marcos comienza con la voz que grita en el desierto. 

“Y bueno, ¿qué animal ruge en el desierto? El león, por lo tanto, san Marcos va a ser representado por el León”. 

San Lucas Evangelista.

San Lucas Evangelista.

El Toro – San Lucas

El toro es un animal de sacrificio, y por lo tanto va a representar al Evangelio de san Lucas, que comienza con el relato del sacrificio del sacerdote Zacarías. 

“Zacarías -recuerda el padre José de Jesús- es el papá de Juan Bautista. Estaba casado con Isabel y no podían tener hijos. El Evangelio comienza narrando que está haciendo un sacrifico en el templo y en ese momento se le aparece el ángel Gabriel para decirle que va a tener un hijo (…) y en el templo se sacrificaban toros, entonces, por esta razón, el toro va a representar a san Lucas”. 

San Juan Evangelista.

San Juan Evangelista.

El Águila – San Juan 

El ave que más se acerca al cielo en su vuelo representa a san Juan, cuya visión de Dios era la más próxima y se distinguía de la de los otros. 

 

Puedes leer: Este texto histórico documenta que existió Jesús tal como dijo la Biblia