Sabías que

Poner el Nacimiento en familia, una bella actividad

Es un momento de riqueza espiritual; puede aprovecharse para hablar del Niño Dios a los pequeños de la familia.
Poner el Nacimiento, oportunidad de comunión.
Crea tu dinámica familiar en torno al Nacimiento.

Para esta primera semana de preparación rumbo a la Navidad, una actividad importante es poner el Nacimiento.

Es importante darle un sentido espiritual e incluir a toda la familia, incluso puede ser un momento catequético en que se les hable a los hijos sobre el Niño Dios y su nacimiento.

“Hay familias que lo ponen juntos, el papá puede poner a San José; la Mamá, a la Virgen y el más chiquito al Niño Dios. Otro miembro va poniendo los animalitos, otro el portalito, en familia, en un clima de oración”, explicó monseñor Diego Monroy, canónigo del Cabildo de Guadalupe.

En otras familias, cada vez que alguien hace una obra buena le pone una pajita al pesebre.

Es un momento para educar a los niños en la caridad, la humildad y en la gratitud, agregó, ya que se les puede explicar que “Dios nos ama tanto que se hizo uno de nosotros, se ‘abajó’, siendo poderoso se hizo frágil, fue un niño. Siendo rico se hizo pobre”.

Podemos decirles: “mira vamos a hacerle su cunita, tú naciste en el hospital, calientito, protegido; el decidió nacer en un pesebre entre los animalitos”.

Monseñor Monroy es coleccionista de Nacimientos, el primero que puso fue a los 6 años, hecho con recortes de periódicos que pegó sobre piedritas. “A una comadre de mi mamá le enterneció tanto que me dijo,  ‘te voy a regalar uno’”, fue de pasta italiana y aún lo conserva.  Ahí comenzó su amplia colección que incluye 2,600 Nacimientos de cuatro siglos y de todos los continentes, los cuales ha expuesto en el Museo del Carmen y en otros recintos culturales.

Los indispensables  del Nacimiento

Al colocarlo en casa toma en cuenta las figuras que no pueden faltar y que cada una tiene un significado.

1. La Sagrada Familia

Jesús, María y José, ninguno puede faltar en el pesebre, pues es la familia entre la que nació Jesús.

2. Estrella

Este elemento, a veces olvidado, indica que Dios siempre pone en nuestro camino una estrella que nos guía.

3. Peregrinos y magos

Los primeros en visitarlo fueron los pobres y los magos que buscaron al que les dio plenitud a sus vidas.

Puedes leer: Un Nacimiento de más de 1,000 figuras en San Ildefonso