Sabías que

La verdadera historia del Día de los Inocentes

Cada 28 de diciembre, la Iglesia celebra el Día de los Inocentes. ¿Cuál es el origen de esta fiesta?
El Día de los Inocentes se recuerda a los niños asesinados por el rey Herodes.
El Día de los Inocentes se recuerda a los niños asesinados por el rey Herodes.

Cada 28 de diciembre, la Iglesia católica celebra el Día de los Inocentes, en memoria a a los Santos Inocentes, aquellos niños que fueron asesinados a espada por orden del rey Herodes, quien pretendía matar al Niño Dios, luego de que se enterara de su nacimiento a través de los Magos de Oriente, quienes acudieron a su palacio para pedir información sobre el lugar en que habría de nacer el Salvador para ir a adorarlo.

Los antecedentes bíblicos de estos primeros mártires de la Iglesia nos remiten al Evangelio de San Mateo (2, 13-18), quien dice: “Después de que los magos se retiraron, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José, y le dijo: Levántate, toma contigo al Niño y a su madre, y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al Niño para matarle.”

Después de esto, la Sagrada Familia huyó a Egipto, donde Jesús pasó los primeros años de su vida, de modo que ellos fueron migrantes, un tema que hoy es muy sensible para la Iglesia.

En cuanto a la matanza de aquellos niños, los Santos Inocentes, todos eran menores de 2 años pues fue la edad que Herodes fijó; esto ya había sido anunciado por el profeta Jeremías cuando dijo: “Un clamor se ha oído en Ramá (Belém), mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen”. El profeta se refería al dolor que sentirían las madres ante sus hijos muertos por los soldados romanos, en cumplimiento de la orden de Herodes.

Al paso de los años, este pasaje bíblico se incorporó al arte sacro, y aun hoy existen mosaicos y pinturas alusivas al tema, en templos tan importantes como la Basílica de San Pablo Extramuros en Roma, y con ello, creció la difusión de este ensangrentado episodio que tuvo lugar poco después del nacimiento de Jesús.

La conmemoración de los “Santos Inocentes”, como hoy se conoce en México, es una conjunción de la liturgia cristiana mezclada con el espíritu festivo que imprimió la cultura española en nuestro país, pues en España ya existía una celebración conocida como “La fiesta de los locos”, que Felipe II prohibió debido a los abusos que la gente cometía al hacer bromas.

Te puede interesar: ¿Quiénes son los Santos Inocentes?