La princesa Diana, la mujer que se volvió ícono del altruismo

A 25 años de su muerte recordemos algunas de las causas que importaban a la princesa Diana y que la llevaron a entablar amistad con una santa.

A 25 años de su muerte, la princesa Diana continúa siendo una figura muy importante de la historia moderna y una de las razones por las que es reconocida es por haber utilizado la fama que le dio formar parte de la nobleza británica para realizar acciones de altruismo.

La princesa nunca pudo huir de la atención de las cámaras, lo cual también formaría parte del fatal accidente en que murió y que ocurrió el 31 de agosto de 1997, pero en los últimos años de su vida supo llevar la atención de la que gozaba y dirigirla a las causas que deseaba que el mundo viera.

Su religión era anglicana, si bien entre los Spencer sí hay católicos conversos, sin embargo, la princesa Diana entendió que la bondad va más allá del credo y se relacionó con personas de diversas religiones para hacer acciones por el bien.

Puedes leer: Ignatius Spencer, un familiar de la princesa Diana podría ser santo

Fue reconocida como una prodigiosa recaudadora de fondos y durante su tiempo como miembro de la corona británica llegó a aportar fondos a más 100 organizaciones benéficas.

Una vez separada de la corona, de acuerdo con TIME, acortó la cantidad de organizaciones que ayudaba, pero siguió dando fondos a seis hasta el día de su muerte.

¿Cuáles eran las causas que para ella eran más importantes y cómo el mundo aún necesita que se continúe hablando de ellas?

Pobreza

La princesa Diana estaba interesada en mostrar al mundo la necesidad imperante que es atender la pobreza y parte de ello se vio en la relación de amistad que mantuvo con santa Teresa de Calcuta.

El afecto y admiración que tenia por la religiosa hizo que destinara fondos para las obras de las Misioneras de la Caridad.

Ambas se conocieron por primera vez en febrero de 1992, en un convento de las Misioneras de la Caridad en un barrio obrero de Roma, en ese momento Diana sonriendo le dijo “He cumplido un sueño”.

Puedes leer: Esta es la “novena” que rezaba la Madre Teresa para pedir ayuda rápida

Posterior a eso se reunieron en varias ocasiones, donde fortalecieron su lazo de amistad, incluyendo una reunión en Nueva York donde se les tomó la conocida foto en la que salen de la mano juntas.

La princesa aportó fondos a las causas de la santa.

La princesa aportó fondos a las causas de la santa.

De hecho, la princesa Diana fue enterrada con un rosario que le regaló la Madre Teresa; la religiosa falleció solo unos cuantos días después de ella.

Entre las organizaciones de las que Diana también era patrocinadora estaba Centrepoint.  Su trabajo en la organización benéfica consistía en ayudar a jóvenes de entre 16 y 25 años a encontrar refugio, comida y trabajo. También llevó a sus hijos, el príncipe William y el príncipe Harry, a los refugios de la organización benéfica. En 2005, William se convirtió en patrocinador.

Actualmente, la pandemia de covid-19 ha aumentado la cantidad de personas en pobreza extrema, particularmente en América Latina.

Esa crisis de salud se ha convertido en una crisis social, llevando la tasa de pobreza extrema en América Latina del 13,1% de la población en 2020 al 13,8% en 2021, un retroceso de 27 años, de acuerdo con la ONU. 

En contra del estigma de las enfermedades

En la década de los 80 la pandemia de SIDA causaba terror en el mundo y existía mucha desinformación en torno a la forma en que la enfermedad se transmitía.

Lamentablemente muchas personas no se acercaban ni siquiera a los enfermos por consideran que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que genera la enfermedad, podía transmitirse por contacto.

La princesa Diana se volvió una activista en la atención de los enfermos, y buscó acabar con los estigmas y temor en torno al SIDA. Para ello una de sus acciones fue tomarse una fotografía que quedó para la historia, en la que se la ve saludando de la mano a un hombre portador del virus, ocurrió en 1987, cuando Diana visitó el Hospital Middlesex de Londres.

Con su gesto, la princesa Diana contribuyó a reducir el estigma que pesaba sobre los portadores de VIH. Foto: National Geographic.

Con su gesto, la princesa Diana contribuyó a reducir el estigma que pesaba sobre los portadores de VIH. Foto: National Geographic.

De acuerdo con TIME, ese día, un famoso especialista que estuvo presente durante la visita, comentó: “Un apretón de manos de Diana vale por cientos de miles de nuestras palabras” para acabar con el estigma, dijo, de acuerdo con el diario El Tiempo.

Esto tuvo un impacto directo en el cambio de percepción de la sociedad con respecto al virus.

Minas terrestres

Quizás la causa que más se vincula con la princesa Diana es la defensa contra las minas terrestres. 

Las minas terrestres son artefactos de guerra que se usan para asegurar fronteras en disputa y restringir el movimiento de las tropas en tiempos de guerra, pero también generan múltiples daños colaterales y afectaciones a civiles, de ahí que se les busque erradicar.

Poco antes de su muerte en 1997, Diana visitó Angola, donde fue fotografiada abriéndose camino a través de un campo minado en el país del sur de África.

La princesa Diana durante su visita a Angola en 1997. Foto: Getty.

La princesa Diana durante su visita a Angola en 1997. Foto: Getty.

“Leí las estadísticas de que Angola tiene el porcentaje más alto de amputados en cualquier parte del mundo… que una persona de cada 333 había perdido un miembro, la mayoría por explosiones de minas terrestres”, dijo la princesa a la prensa en ese momento, “pero eso no me había preparado para la realidad”.

James Cowan, director ejecutivo de la organización benéfica de remoción de minas Halo Trust, citado por TIME, atribuyó a la princesa el éxito del Tratado de Prohibición de Minas de Ottawa, acuerdo internacional que firmaron 122 países, que prohíbe el uso, almacenamiento, producción y transferencia de minas terrestres.

Halo Trust, que limpió el campo de minas por el que caminó Diana.

Hasta este 2022, las minas terrestres siguen siendo un problema. De acuerdo con la ONU, desde hace más de 30 años se han destruido más de 55 millones de minas y más de 30 países de todo el mundo han sido declarados libres de ellas.

“Pero el mundo todavía está plagado de millones de minas terrestres almacenadas y más de 50 países siguen contaminados con estas armas abominables”, informa la organización.

 

Puedes leer: Película del padre Amorth: Russell Crowe como el exorcista del Papa

 

 

 

 

 

Compartir