Sabías que

¿Se puede anular un Matrimonio por infidelidad?

El Matrimonio tiene cuatro propiedades principales: la fidelidad, la indisolubilidad, la procreación y la educación de los hijos.
Nadie puede tener un divorcio por la Iglesia, pero existen causas de nulidad matrimonial.
Nadie puede "divorciarse por la Iglesia", pero existen causas de nulidad matrimonial.

La infidelidad es una de las principales razones por las que muchas parejas fracasan; sin embargo, en el caso del Sacramento del Matrimonio, no necesariamente es causa de nulidad.

Leer: 5 causas por las que se puede declarar nulo un Matrimonio

En entrevista con Desde la fe, Karla Rivera Cancino, juez instructor del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de México, explicó que si la infidelidad viene desde el noviazgo, podría considerarse esta causal para declarar nulo el Sacramento; en cambio, si no hay ningún antecedente, no existiría dicha causal. En los siguientes párrafos te lo explicamos con más detalle:

¿Cuándo sí?

Para entrar en materia, la juez Rivera Cancino recuerda que el Matrimonio tiene cuatro propiedades principales: la fidelidad, la indisolubilidad, la procreación y la educación de los hijos.

Si uno de los contrayentes nunca tuvo la intención de cumplir con una de estas cuatro propiedades, en este caso la fidelidad, puede ser causal de nulidad.

Leer: No querer tener hijos, ¿es causa de nulidad matrimonial?

“La infidelidad debe de configurarse desde antes del Matrimonio; esta debe tener un antecedente, durante el consentimiento matrimonial y durante el matrimonio. Debe ser consistente y no necesariamente tiene que ser con la misma persona”.

“Hay gente que dice: yo sí quiero casarme y quiero estar con mi esposa para toda la vida, quiero tener hijos y los quiero educar, pero ella va a ser la ‘catedral’ y otras van a ser ‘las capillitas’. Entonces está excluyendo esa propiedad principal, que es la fidelidad”.

“Puede ser que uno de ellos no haya sabido sobre alguna infidelidad antes del matrimonio y se esté estudiando la nulidad por otra causal, pero hay veces que viene aquí la parte demandada y ellos dicen abiertamente que no querían cumplir con esa parte de la fidelidad, que no querían atarse a una sola persona”.

Leer: Cómo solicitar una nulidad matrimonial en la Ciudad de México

Sin embargo, la única forma de que el Tribunal Eclesiástico tenga plena seguridad de esta causal, es que la parte demandada reconozca que efectivamente fue infiel desde antes del matrimonio.

¿Cuándo no?

En cambio, agrega la juez, si ocurre una infidelidad en un matrimonio sin tener antecedente alguno, esta infidelidad podría no ser una causa para anular el matrimonio, sino tal vez sea sólo un motivo para terminar la convivencia conyugal.

En este supuesto, agrega, no se trataría de un matrimonio nulo, sino de un matrimonio fracasado.

Leer: ¿Por qué no existe el “divorcio por la Iglesia”?

“Pero –acota Rivera Cancino – el hecho de que la infidelidad después del matrimonio no sea causa de nulidad, no quiere decir que no se pueda estudiar cada caso, porque pueden existir otras causales”.