Hoy celebramos a san Matías, el Apóstol que sustituyó Judas

Luego de que Judas se ahorcara por sentir el peso de su traición, los apóstolos lo eligieron de una manera muy particular.
La fiesta litúrgica de san Matías Apóstol es el 14 de mayo.
La fiesta litúrgica de san Matías Apóstol es el 14 de mayo.

Después de que Judas se ahorcó tras haber traicionado a Jesús a cambio de 30 monedas de plata, los Apóstoles quisieron elegir entre los discípulos a uno que lo substituyera, para conservar el número de 12 que había establecido el Señor. San Matías conoció a Jesús y lo escuchó predicar, fue uno de sus seguidores. 

Puedes leer: ¿Se sabe qué fue del Cirineo luego de cargar la cruz?

Este acontecimiento está narrado en el Libro de Los Hechos de los Apóstoles (1, 23-26) que precisa que, en el Salmo 109 del Antiguo Testamento, dice: “Que otro ocupe su cargo”, de modo que los Apóstoles propusieron a dos candidatos: uno “llamado Barsabás y llamado también Justo, y a Matías. Y oraron así:


“Señor, tú que conoces los corazones de todos, muéstranos cuál de estos dos has escogido para que tome a su cargo el servicio de apóstol que Judas perdió por su pecado, cuando se fue al lugar que le correspondía. Entonces las suertes fueron echadas, y cayeron sobre Matías, quien desde aquel momento quedó agregado a los once apóstoles”

Poco se sabe de San Matías, sin embargo, de acuerdo con la tradición, él estuvo en Etiopía donde fue martirizado, pero también se le ubica al lado de San Andrés Apóstol, porque existen algunos documentos apócrifos que lo mencionan, pero otras fuentes dicen que murió en Jerusalén.

Él murió hacia el año 80. Se dice que las reliquias de San Matías fueron llevadas a Trévers por encargo de Santa Elena, donde se veneran en una Abadía que lleva su nombre, y también hay una parte en la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, y otra en la ciudad de Padua.

San Matías es patrono de los carniceros y de los arquitectos, y su fiesta litúrgica es el 14 de mayo, y por lo general, el arte sacro lo representa haciendo la señal de la cruz con una mano y con la Biblia o un pergamino en la otra.

En Iztacalco, en el barrio La Asunción de la Ciudad de México, existe un templo dedicado a San Matías que data del siglo XVI, lo que denota que desde los inicios d la evangelización, su devoción fue promovida exitosamente por los religiosos ya que, hasta la fecha, se sigue organizando su fiesta patronal con participación de la comunidad.