Hechos de los apóstoles, ¿qué nos dice este libro?

Se le llama también el Evangelio del Espíritu Santo o el Evangelio de la Iglesia.
En los Hechos de los Apóstoles se relata el día de Pentecostés
En los Hechos de los Apóstoles se relata el día de Pentecostés. Foto: Radio María.

Hechos de los apóstoles fue escrito por san Lucas y relata los acontecimientos de los primeros cristianos al iniciar la evangelización y la fundación de nuevas comunidades.

El nombre de este libro de san Lucas es Hechos de los apóstoles y se abrevia He; en Latín se llama “Acta apostolorum”, y se abrevia Ac.; en Griego se llama Praxis

Había en la antigüedad un género literario llamado “Praxis”, es decir, “los hechos”; que narraba no propiamente la biografía de un hombre protagonista, sino los acontecimientos, los hechos de su vida.


Así, este libro de san Lucas no es la biografía de san Pedro y de san Pablo, sino el relato de los acontecimientos de los primeros cristianos al iniciar la evangelización y la fundación de nuevas iglesias o comunidades.

Literariamente se le llama también el Quinto Evangelio, el Evangelio del Espíritu Santo, el Evangelio de la Iglesia.

El autor

Es el mismo autor del Evangelio de san Lucas y va dirigido a la misma persona, a ese Teófilo del que sospechamos que era un cristiano pudiente que podía multicopiar el texto.

Se considera que fue escrito antes de la muerte de los apóstoles Pedro y Pablo, porque no la narra, o bien que en este libro el autor escribió una primera parte, que termina cuando Pablo es puesto en libertad y puede predicar libremente en Roma, con la idea de escribir un segundo libro con los acontecimientos posteriores que, o nunca escribió o no llegó hasta nosotros. De ese libro hipotético no hay ninguna noticia.

El lugar donde lo escribió fue en Roma, hacia el año 62. Los apóstoles Pedro y Pablo murieron hacia el 64.

Algunos piensan que se escribió hacia el 80 u 85 en Beocia. Fue escrito en Griego.

Se considera que la primera parte de los Hechos, del capítulo 1 al 15, que corresponden a los primeros 20 años de la Iglesia, la escribió san Lucas informándose cuidadosamente, como en su Evangelio, de algo que él no presenció. Posiblemente empleó algún documento que ya existía escrito en Arameo.

La segunda parte, del 15 al 28, que corresponde a los años del 50 al 62, ya fue presenciada y actuada por él, ya que acompañó a san Pablo en sus viajes.

Contenido

El título del libro no corresponde al contenido de la obra ya que no nos informa de los hechos de todos los apóstoles, sino casi exclusivamente de los de Pedro y Pablo, y ni siquiera relata todos los hechos de estos dos apóstoles.

Es la historia de la fundación y del desarrollo del primitivo cristianismo, desde Jerusalén hasta Roma.

En torno a Pedro se nos habla de las comunidades de Jerusalén y de Palestina en los capítulos del 1 al 12.

De Pablo se nos habla de la propagación del cristianismo al mundo grecoromano desde el capítulo 12 al 28.

En la primera parte se nos habla de la vida de la primera comunidad de Jerusalén, desde el momento de la ascensión y de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés.

Esta parte nos narra cómo vivían los primeros cristianos de Jerusalén en una comunidad de fe, de amor y de culto; cómo rompieron con el judaísmo y cómo entraron en contacto con el paganismo.

La segunda parte nos habla de los viajes misioneros de Pablo.

Primer viaje: 12, 25 al 15, 35.

Segundo viaje: 15, 36 al 18, 22.

Tercer viaje: 18, 23 al 21, 14.

Termina hablando de su prisión en Roma y su liberación: del 21, 15 al 28, 31.

Puedes leer: ¿Cuál es la mejor traducción de la Biblia? Esto debes de saber

Teología

A nosotros nos está tocando un tiempo de profundos cambios en la vida de la Iglesia. Esto desconcierta a algunos cristianos que preferirían que la Iglesia permaneciera estacionada, acartonada.

La lectura de los Hechos nos ayuda a comprender que esta Iglesia del Siglo XXI, tan diferente a la primitiva Iglesia, es la misma en lo esencial.

Seguimos teniendo las mismas notas esenciales de unidad, santidad y apostolicidad que la Iglesia primitiva.

Nos causa consuelo también el descubrir a través del escrito de san Lucas, que desde un principio el elemento humano tan imperfecto no impidió la acción santificadora del Espíritu Santo en la Iglesia.

¡Qué interesante y conmovedor es descubrir en los primeros cristianos los mismos defectos humanos de nosotros los cristianos del Siglo XXI!

Nos ayuda este libro a buscar nuestros orígenes y nos da, a los cristianos actuales pistas de pastoral antiguas, pero siempre nuevas.

El Espíritu Santo sigue actuando en la Iglesia hoy, pese a nuestra humanidad, conduciéndonos, como condujo a los primeros cristianos, por el único camino: Cristo.

La Iglesia de hoy sigue fiel a la misión de Cristo, dada en el Monte de los Olivos. Hemos sido enviados a propagar la Buena Nueva y a añadir a la Iglesia, medio de salvación, a los que han de ser salvados, a todos los hombres de todos los tiempos.

Puedes leer: ¿Quién es San Lucas Evangelista? Patrono de los médicos y cirujanos

 

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775