Cultura Bíblica
rmb

¿Cuál es la mejor traducción de la Biblia? Esto debes de saber

Las traducciones de la Biblia se hacen como un servicio a las comunidades cristianas del presente, las cuales van evolucionando con el paso de los años.
La Biblia. Foto: Cathopic
La Biblia. Foto: Cathopic

¿Por qué es necesario traducir la Biblia?

En el principio, Dios quiso comprometerse con un hombre, Abrahán y le prometió que si dejaba su tierra e iba a donde Él le indicara, lo haría padre de muchas naciones. Muchos siglos después, y en cumplimiento de aquella promesa, Dios visitó a los descendientes de Abrahán que vivían esclavizados en Egipto, los libró de tal situación y los llevó al desierto para hacer una alianza en el monte Sinaí.

Varios siglos después, ya habiéndose adueñado de la tierra prometida, el pueblo vivía unido bajo un solo rey llamado David y entonces comenzó a poner por escrito los acontecimientos que sus ancestros les habían narrado, de tal forma que las nuevas generaciones conocieran de dónde venían y, sobre todo, lo que Dios había hecho por su pueblo.


Te puede interesar: ¿En qué orden leer la Biblia? Sigue este plan de lectura

Ellos hablaban hebreo y en ese idioma escribieron durante más de ocho siglos. Después vino Nuestro Señor Jesucristo y nos redimió por su muerte y resurrección. Sus seguidores escribieron sus testimonios en la lengua común de aquella época que era el griego. Nosotros leemos actualmente la Palabra de Dios que originalmente se encuentra escrita en hebreo, griego y unos cuantos textos en arameo.

Son muy pocos los especialistas que comprenden dichas lenguas, por lo tanto es necesario que ellos presten servicio a la comunidad cristiana traduciéndola en las lenguas que cada pueblo habla.

Biblias en castellano

El servicio de traducir la Biblia comenzó desde el siglo tercero antes de Cristo en que se tradujeron muchos libros del Antiguo Testamento del hebreo al griego, a esta se le llama versión de los Setenta.

En tiempos de Jesús, muchos de sus paisanos ya no eran capaces de comprender el hebreo y por ello existían traducciones al arameo, a estas se les llama Targum. En el siglo quinto después de Cristo, san Jerónimo, junto con un grupo de amigos y amigas, hizo el gran esfuerzo de traducir la Biblia al latín, esta es la traducción oficial de la Iglesia Católica romana y la conocemos como Vulgata.

En nuestra lengua castellana la más conocida traducción se hizo en el Siglo XVI y es la Biblia Complutense. Después de ésta, sobre todo en el siglo XIX y XX se hicieron muchas entre las que sobresalen las llamadas: Nacar-Colunga; la de Torres-Amat; el padre Staubinger; Bover-Cantera; Cantera-Iglesias; La Biblia de Jerusalén; La Biblia del Padre Magaña; la Biblia Española; La Biblia latinoamericana; la Biblia Dios Habla Hoy (ecuménica); La Biblia de América; La Biblia del milenio (ecuménica) y la más reciente Biblia de Traducción Interconfesional (ecuménica). No menciono aquí las traducciones hechas por otras Iglesias cristianas o hechas a otras lenguas, pues casi son incontables.

¿Por qué hay traducciones diferentes de la Biblia?

A este punto a muchos se les antojará que se trata de demasiadas traducciones distintas. ¿Para qué se han hecho tantas? Traducir la Biblia no es cosa fácil, en primer lugar, por la gran diferencia que existe entre las lenguas modernas y las lenguas en que la Biblia está escrita originalmente. En segundo lugar, como se copió a mano por tantos siglos, hay muchas variantes en los textos puesto que no faltaban las equivocaciones. En tercer lugar, y esta es la causa más importante, las traducciones de la Biblia se hacen como un servicio a las comunidades cristianas del presente, las cuales van evolucionando con el paso de los años. Por ejemplo, en su momento la Biblia Complutense se expresó correctamente en castellano, pero castellano del Siglo XVI, hablado en España. Nosotros estamos a cuatro siglos de distancia y con dificultad entendemos ese español, por lo que es necesario que la palabra de Dios sea puesta en el idioma que hablamos hoy.

¿Quién la autoriza las traducciones de la Biblia?

No todo traductor es buen traductor. Los especialistas en la interpretación de la Biblia no son sus dueños. La Comunidad Cristiana, es decir la Iglesia, es la depositaria de este gran don de Dios. Por lo tanto, es importante que la traducción esté autorizada por quien es la autoridad en la Iglesia, es decir, un obispo. A esta autorización se le llama, Nihil obstat, pero más aun la autoridad debe mandar que se imprima, a esto se le llama Imprimatur.

Leer: ¿Cómo reconocer una Biblia Católica?

¿Cuál es la mejor traducción de la Biblia?

Para concluir es importante responder a la pregunta sobre cuál conviene adquirir. Este artículo no pretende promover ninguna en especial. Pero es importante tomar en cuenta que toda Biblia autorizada está de acuerdo con lo que creemos; que es importante tener en cuenta para qué la usaré, pues hay Biblias que me ayudan más a profundizar el estudio, pero tienen lenguaje difícil de comprender. En cambio, hay otras de lenguaje muy sencillo pero no me aportan muchas herramientas. Por lo tanto la mejor es la que más me ayude a comprender el mensaje de Dios.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios